La principal novedad de la PSU 2015 fue que sólo 65 postulantes lograron el puntaje máximo, ya sea en Lenguaje, Matemática, Historia o Ciencias. El mejor promedio nacional lo obtuvo Alejandro Phillips Becker, del Colegio Montemar de la región de Valparaíso, quien tuvo un promedio PSU de 834,5.

Según el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) comunicó que este año, los puntajes nacionales fueron un 75 por ciento menor que en 2014, ya que 253 estudiantes obtuvieron el máximo puntaje.

Los 65 puntajes nacionales obtenidos en este 2015 son: 1 estudiante obtuvo el máximo puntaje (834,5), en el promedio de Lenguaje y Matemática; 2 en Lenguaje; 37 en matemáticas; 11 en historia y ciencias sociales, y 14 en ciencias.

Pero lo más alarmante es que los resultados reflejaron una vez más la desigualdad y segregación que existe en el sistema educacional chileno. Según informó el Demre, un 73,8 por ciento de los puntajes nacionales (48 postulantes) representa a estudiantes de colegios particulares pagados, un 10,8 por ciento a colegios particulares subvencionados (7 postulantes), y un 15,4 por ciento a colegios municipales (10 postulantes).

En tanto, nueve colegios particulares pagados y dos municipales figuran en la lista de los establecimientos que concentran el mayor número de puntajes nacionales.

El Instituto Nacional sigue liderando la lista con seis estudiantes que lograron máximo puntaje. Luego se ubica el colegio Verbo Divino, de Las Condes, el cual obtuvo tres puntajes nacionales, seguido del colegio Craighouse, con dos máximos puntajes.

Dentro de los establecimientos municipales, el Liceo República de Siria, de Ñuñoa, figura con dos puntajes nacionales.