La Municipalidad de Cobquecura anunció que no realizará espectáculo con Fuegos Artificiales en Año Nuevo. Todo para proteger el bienestar de más de 2 mil 700 lobos marinos que se asientan en los roqueríos de la comuna ubicada en la Región del Bío Bío.

Según informa Soy Chile, la determinación se concretó luego que la Seremi de Salud enviara un oficio, señalando que el fuerte ruido podría estresar a los ejemplares y poner en riesgo a las crías.

En declaraciones al diario Las Últimas Noticias, el biólogo marino de la Universidad de Chile, Agustín Iriarte, aseguró que al sentir el estruendo, las lobas se podrían lanzar al mar a buscar refugio, dejando abandonadas a las crías, quienes por su inexperiencia para nadar son incapaces de romper las olas.

Finalmente, cabe destacar que el municipio también prohibió cualquier tipo de elemento similar a los fuegos artificiales.