El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció hoy a la Superintendencia de Educación al Colegio Sebastián El Cano de San Bernardo por “considerar a la orientación sexual de las personas como relevante a la hora dar trabajo a docentes, situación que violenta la Ley Antidiscriminatoria 20. 609 y la Ley de Inclusión Escolar 20.845″.

El Movilh precisó que en el transcurso de este mes la directora académica, Adriana Rivera, “ha consultado sobre su orientación sexual a quienes postulan como docentes, lo que ha dañado la dignidad de las personas, pues ello es parte de su vida privada y en nada se relaciona con las capacidades profesionales”.

El movimiento de la diversidad sexual envió una misiva al directora del Colegio Sebastián El Cano, Patricia Miranda, “solicitando una explicación por lo sucedido. Jamás hubo respuesta, lo que es un claro síntoma de validación estos abusos, según nos indican 22 años de experiencia”.

“La orientación sexual no tiene relación alguna los capacidades profesionales, ni menos con los compromisos o inquietudes personales tendientes a contribuir a una educación de calidad. Por el contrario, se trata de una consulta tan innecesaria como invasiva y discriminatoria. Esperamos que la Superintendencia investigue a fondo esta denuncia y tome medidas para que este tipo de preguntas no se hagan en ningún establecimiento educacional”, puntualizó el Movilh.