El gobierno brasileño de Dilma Rousseff anunció que subirá el salario mínimo un 11,6%, medida que se hará efectiva a partir del próximo 1 de enero de 2016. 

Según informa Infobae, con esa subida, incluida en un decreto firmado por la presidente Dilma Rousseff, el sueldo mínimo llegará en Brasil a 880 reales, que equivalen a 228 dólares según el cambio de hoy.

En la nota con que se anunció el aumento, aseguran que “el Gobierno da continuidad así a su política de valorización del salario mínimo, que tiene un impacto directo sobre 40 millones de trabajadores y jubilados, que actualmente reciben el piso salarial”.

Así, con esta alza, se compensa la inflación acumulada durante el año 2015. Según analistas privados y el Banco Central coinciden en casi un 11 por ciento. De acuerdo a la nota, el decreto será publicado mañana, miércoles, en el Diario Oficial y el nuevo valor del salario mínimo entrará en vigor el día 1 de enero.

cabe recodar que Brasil cayó en recesión en el segundo trimestre del año y casi todos sus indicadores se derrumbaron. El oscuro presente económico también se percibe en los 39.500 millones de reales de déficit acumulado en las cuentas públicas en lo que va del año, más del doble de los 19.600 millones de igual período de 2014.