Si pudiéramos vivir hasta los 120 años, todos en esta sala tendríamos cáncer” . Así de rotundo lo dijo el doctor Gareth Owen, profesor asociado y sub director del centro de investigación oncológica de la Pontificia Universidad Católica de Chile y el encargado de hacer la apertura del ciclo de charlas sobre oncología “Atrévete con el Cáncer” organizada por la Fundación Oncológica Oncoloop en Santiago de Chile.

El doctor Gareth Owen es de origen británico, se vino a Chile a estudiar y en el transcurso se enamoró de una chilena y se quedó. Es considerado en el entorno académico y científico de Chile como una eminencia en el estudio e investigación oncológica. Sin embargo, él llega a la sala de la conferencia con una mochila y su computador, y despliega un mix de recursos didácticos y presentaciones muy visuales que sirven para explicar Qué es el cáncer, de una manera simple, fácil y hasta divertida.

La palabra divertida puede parecer fuera de contexto en la misma frase en que se escribe la palabra cáncer, pero es que ese es el enfoque que la Fundación Oncoloop quiere darle a este proyecto que busca acercar la realidad de los resultados científicos y la evidencia empírica que existe sobre el cáncer, a la vida cotidiana de las personas que lo padecen y a sus familias, desde un enfoque multidisciplinario y más humano.

 En el mismo sentido se expresó el  doctor Jaime Contreras Pacheco, presidente de la Fundación Oncoloop y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Andrés Bello.

“Ser diagnosticado de cáncer fue durante mucho tiempo una sentencia de muerte. La palabra cáncer era un estigma, pero hoy gracias a la investigación científica y los avances en atención de la salud, no lo es tanto”

Y entonces cuenta la historia de Andrea, su sobrina. Que con apenas 32 años y una hija pequeña, fue diagnosticada de cáncer de mama. “Ella, lejos de abandonarse, ha mostrado un coraje y una resiliencia como pocas veces ha visto en años de atención a pacientes”, contó emocionado.

El acceso a información oportuna, la atención sanitaria y la contención de su familia, además de su propia fuerza interior,  es lo que le ha marcado la diferencia.

Pero ¿qué es el cáncer y por qué genera tanto pavor?

“El cáncer es una batalla contra nosotros mismos. El cáncer comienza desde nuestras propias células”, sostiene el doctor Owen. “No podemos atacar al cáncer como quien ataca un virus. El cáncer es nuestro propio ADN que muta, crece y se diversifica”, agregó.

Como una analogía del proceso de desarrollo de la vida misma de una persona, desde que nace, crece y se desarrolla, en cada etapa de su vida, el doctor Owen explica de manera muy didáctica el proceso del desarrollo del cáncer dentro del cuerpo, desde su nacimiento, primera infancia, adolescencia y vida adulta.

“Y es que el cáncer es capaz de engañar al propio sistema inmune,  y aún más, sumar nuevas células a su pandilla, para extender su dominio en el territorio. Como todo adolescente. Llegado a este punto, y no antes, es cuando podemos detectar el cáncer”, remarcó.

 Según cifras del ministerio de salud de Chile, alrededor de 42.000 personas son diagnosticadas cada año y unas 22.000 mueren.

 Aunque el cáncer es la segunda causa de muerte en el país, las personas que padecen algún tipo de cáncer tienen cada vez menos probabilidades de morir por este motivo, gracias a que están siendo tratados por períodos más largos de tiempo y con diferentes tratamientos.

Sin embargo, y por mucho que los científicos y los médicos reiteren que el porcentaje de supervivencia es hoy muy elevado –dependiendo del tipo de cáncer y el tiempo en que fuese detectado, puede llegar a ser superior al 80 o 90 % dependiendo del caso–, es inevitable para cualquier persona diagnosticada de esta enfermedad, sentir que lo que le acaban de decir suena casi igual a una sentencia de muerte, como decía el doctor Jaime Contreras.

“¿Es cierto que si tomo en ayunas bicarbonato de sodio con limón me ayudará a curarme?, ¿qué tan ciertas son esas terapias alternativas y holísticas que curan el cáncer? ¿qué debo comer? ¿qué puedo hacer o no hacer para mejorarme? Este tipo de interrogantes son algunos de los más comunes que, según los médicos, se realizan en la consulta, y algunos de los cuales se escucharon entre el público asistente al ciclo de charlas oncológica de la Fundación Oncoloop.

Cuando la científica pasó a ser la paciente

Cuando Tatiana Corbeaux le diagnosticaron cáncer, no podía creer que iba a encontrarse cara a cara con aquello en lo que venía investigando hace años. Estaba en lo mejor de su carrera científica con la adjudicación de una beca del Instituto Max Planck para la realización de su doctorado y en vías de publicar en “Nature” una de las revistas científicas de mayor impacto mundial. Todo su mundo se vino abajo, cuando el médico le aseguró que su cansancio y fatigas crónicas no eran producto de la exigencia laboral en la que se encontraba, sino de un Lymphoma de Hodgkings, cargando en su tórax un tumor con diámetros similares al de un melón. Tatiana señala que en ese momento de shock pensó que cáncer era una enfermedad que la podía afectar a muchos pero no a ella que estaba lejos de su familia, de sus amigos y de su país.

Pero en este contexto catastrófico Tatiana solo se aferró de su marido Cristian Soza y juntos lograron sobrellevar su primera batalla con la enfermedad.

La segunda vez que a Tatiana le diagnosticaron cáncer, se encontraba curiosamente estudiando en Londres sobre las señales dentro de la célula que causan cáncer. Lo que podría parecer una burla del destino, estas dos experiencias le sirvieron a Tatiana a  darse cuenta de lo afortunada que había sido de que esto le ocurriese en países como Alemania o Inglaterra, donde recibieron la mejor atención que pudieran imaginar en el tratamiento de esta enfermedad, tanto para ella como para su familia. De ambas experiencias, salió airosa.

A su regreso a Chile a fines del año 2014, Tatiana y su esposo Cristian, el también científico especialista en genética e inmunología, fundaron Oncoloop, para poder compartir la experiencia y replicar localmente la metodología de atención integral y humana del cáncer en su país.

“El objetivo de la fundación es mostrar a la gente que podemos hablar de cáncer abiertamente y que entendemos la gran mayoría de lo que nos está pasando, enseñar técnicas de enfrentamiento al cáncer, de actividad física y hábitos de vida saludables los que a la larga se van a traducir en una mejor calidad de vida”, explica Corbeaux.

Tatiana señala que no importa cuánto vivas sino cómo vivas y cuál es el legado que dejas en esta tierra, posterior a tu partida.  Un científico como ella, tiene por cierto, mucho que ofrecer y legar al mundo.

Su testimonio y experiencia de vida resultan valiosa para quienes estén pasando esta enfermedad, como para quienes tienen a algún ser querido en esta situación.

“En la actualidad, el cáncer es una enfermedad crónica. Enfrentar el cáncer no se trata de no hacer nada y abandonarnos. Se trata de aprender que si hay momentos en que tienes que llorar, llora, enójate y descárgate. Si no puedes llorar, mira una película, o escucha una canción, pero hazlo. Habrá momentos en que reirás. Verás el mundo desde otra perspectiva. Tendrás que reaprender a vivir con las limitaciones y huellas que el cáncer ha dejado en tu cuerpo, en tu familia y en tu vida. A alimentarte, a descansar, a tomarte las cosas con más calma y a disfrutar más las relaciones con tus seres queridos. Porque de lo que se trata es de tener una mejor calidad de vida, independiente a cuanto esto sea”.

Pero ¿cómo sobrellevar día a día esta realidad y cómo es vivir con ello?

“La motivación y la resiliencia la encuentras en el amor a los tuyos y sobre todo a ti mismo. Yo tengo una hija pequeña, y lo que más quiero es estar bien y vivir la mayor cantidad de tiempo posible para poder estar con ella todo el tiempo que sea posible. Pero, ¿acaso no es eso lo que todos queremos para nuestros hijos, tengas o no cáncer? Por eso, el cáncer no tiene que ser una excusa para desmotivarnos. Al contrario, es una fortaleza para vivir más intensamente”, argumentó.

¿En qué consiste el enfoque novedoso de esta metodología de abordaje?

La Fundación Oncoloop  ha reunido a un grupo de excelencia académica y alto valor humano para impartir durante 2 meses el ciclo de charlas oncológicas “Atrévete con el cáncer”, que es gratuita y abierta a todo el público, para difundir este enfoque y ser un apoyo adicional al sistema médico.

Los talleres incluyen temas como técnicas para enfrentar el cáncer, hábitos de nutrición saludable, actividad física durante y después del tratamiento, entre otros temas interesantes tanto para el paciente como para los cuidadores. Lo importante es que la gente tenga la oportunidad de conversar abiertamente sobre temas de interés con otros pacientes, así como con un profesional de la salud experto en el tema oncológico.

Un abordaje multisectorial

En la actualidad y según datos de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, casi tres millones de personas son diagnosticadas con cáncer cada año en las Américas, un número que podría aumentar un 50% para 2030 si no se toman acciones para controlarlo.

Chile no es ajeno a esta tendencia. El número de personas que desarrollan cáncer va en aumento, razones principalmente atribuibles al crecimiento demográfico, al envejecimiento de la población, a los hábitos alimenticios, la obesidad y la vida sedentaria.

Por ese motivo, muchas organizaciones públicas y privadas están sumando esfuerzos para desarrollar acciones que incluyan la multiplicidad de factores en la atención integral de la salud frente al cáncer, incorporando no sólo la parte médica y física, sino también la psicológica y emocional, y también incluyendo al círculo familiar del paciente. La iniciativa de la Fundación Oncoloop es una de ellas.

Como parte de este proyecto financiado por Fondos Concursables de la Municipalidad de Providencia, este mismo mes de diciembre se efectuó la apertura del Ciclo de Charlas Oncológicas, junto con la presentación del proyecto y el lanzamiento de la página web oficial “Atrévete con el Cáncer” (atreveteconelcancer.cl) iniciativa que cuenta con la colaboración de algunas de las más reconocidas instituciones académicas y de salud del país.

La lucha contra el cáncer es una tarea de diferentes actores de la sociedad, donde la colaboración  pública-privada es fundamental, tanto a nivel de donaciones, apoyos, difusión y educación, política pública y concientización social. Esto es parte de una mirada más integral, ya que además de ocuparse de la parte médica, también hay que asegurar que exista el apoyo psicológico y el acompañamiento con la familia, que puede ser a veces tan determinante como el tratamiento oncológico puro. 

 También puedes revisar un video de sensibilización sobre el tema

https://vimeo.com/149589681

 Redes sociales del proyecto y sitio web

https://www.facebook.com/oncoloop

https://twitter.com/oncoloop