“Ese es un asunto superado. El consejo de gabinete de hoy estuvo dedicado al balance”, aseguró el vocero de gobierno Marcelo Díaz. La declaración se hizo esta mañana cuando terminó el primer Consejo de Gabinete del año 2016 que tuvo que lidiar con uno de los conflictos internos de los que ha sido protagonista durante los últimos días la Nueva Mayoría: la marginación de Jorge Burgos del viaje de Michelle Bachelet a La Araucanía.

El episodio hace recordar lo ocurrido con anteriores ministro del Interior DC de Bachelet, como el caso de Andrés Zaldívar, a quien la presidenta solicitó su renuncia solo cuatro meses después de haber asumido, y Belisario Velasco, quien renunció luego de declarar que la mandataria ya no lo consideraba para la toma de decisiones.

Si bien el encuentro de hoy tenía por objetivo analizar una serie de proyectos de ley que deben aprobarse o ingresar antes de fin de mes, a pesar de las formalidades, es indiscutible que la reunión estuvo marcada por otros ánimos.

Despecho democratacristiano 

El impasse entre la presidenta y el ministro del Interior se desató el pasado 29 de diciembre, cuando a Burgos le llegó el rumor de que Bachelet viajaría a Temuco. La visita no sólo era esperada hace tiempo por comuneros mapuche, transportistas y agricultores que criticaban la indiferencia del gobierno ante el conflicto de la zona, sino que además fue sugerida hace un par de semanas por el propio Burgos a la presidenta.

Tras el incidente, el ministro presentó su renuncia, que fue rechazada por la mandataria pero que tuvo repercusiones dentro del oficialismo porque hace tiempo que la DC, en voces de distintas figuras, ha hecho notar su sentimiento de marginación por parte del gobierno.

El episodio hace recordar lo ocurrido con anteriores ministro del Interior DC de Bachelet, como el caso de Andrés Zaldívar, a quien la presidenta solicitó su renuncia solo cuatro meses después de haber asumido, y Belisario Velasco, quien renunció luego de declarar que la mandataria ya no lo consideraba para la toma de decisiones.

A esta sensación de maltrato de la DC se suma la renuncia de la ex ministra de Vivienda Patricia Poblete (DC) al cargo de coordinadora del equipo de seguimiento de políticas públicas el pasado lunes 28, solo un día antes del impasse de Burgos. A pesar de que Poblete habló de problemas de salud, cercanos vinculan su salida con una “decepción del gobierno”, según indica El Mostrador, y hay versiones que señalan que habría influido las diferencias que tenía con la actual jefa de gabinete y de prensa de la presidenta: Ana Lya Uriarte

Uriarte también jugó un papel en el caso de Burgos, ya que fue ella quien le confirmó, vía telefónica y sólo unos minutos antes de que el viaje se concretara, de la visita a La Araucanía desatando su molestia. La asesora fue apuntada por el senador y presidente del partido Jorge Pizarro, quien dijo que “estos errores, para que tengamos claro, parten y terminan en la forma en que el segundo piso está tomando decisiones” y añadió que corresponderían a un “grupo pequeño que prepara las actividades de la mandataria”.

DC contra DC

burgos

Las reacciones a la marginación de Burgos del viaje no se hicieron esperar y muchas suponen un enfrentamiento entre dos bandos del mismo partido. Una de ellas fue una carta titulada “Progresismo sin progreso: ¿el legado de la Nueva Mayoría para Chile?” que fue publicada el domingo 3 de enero en El Mercurio.

La llamada carta de los 26 está firmada por 26 militantes y simpatizantes de la DC, entre los que se encuentran reconocidas figuras que han ostentado cargos de gobierno. Entre ellas se encuentran la ex ministra de Educación Mariana Aylwin, el ex titular de Hacienda Eduardo Aninat, el ex rector de la Universidad de Chile Jaime Lavados, el antiguo subsecretario de Obras Públicas Clemente Pérez, el ex ministro de Salud Pedro García y Álvaro Clarke, quien fue subsecretario de Hacienda y superintendente.

“A través de esta carta queremos manifestar nuestra preocupación por el rumbo que está tomando el país bajo el actual gobierno”, manifiestan al principio de la misiva.  Los firmantes destacan lo positivo que ha sido el “proceso de desarrollo” de Chile durante los últimos 25 años y critican fuertemente las reformas impulsadas por Michelle Bachelet por poner en peligro estos avances.

“A través de esta carta queremos manifestar nuestra preocupación por el rumbo que está tomando el país bajo el actual gobierno”, dice la carta firmada por 26 DC que despertó conflictos internos en el partido.

“Vemos con preocupación que se impone una tendencia que privilegia expandir el rol del Estado sobre la solución efectiva de los problemas que se enfrentan y de gestionar solo desde la cúpula burocrática, sin reconocer el rol subsidiario del Estado, un principio constitutivo de nuestra visión de la sociedad, que ha sido factor fundamental en el desarrollo de nuestro país”, se lee en la carta.

Jorge Pizarro calificó de legítimas y hasta positivas las críticas de sus compañeros de militancia argumentando en Estado Nacional que “siempre que hay gente que aporte al debate y lo haga con argumentos es muy bueno para un partido político”. El parlamentario ya había criticado duramente el actuar del gobierno con Burgos, sobre lo cual manifestó que no se trataba de la primera vez que algo así sucedía. “Esta manera de seguir haciendo las cosas para nosotros es inaceptable y nos coloca a todos los partidos de la Nueva Mayoría en una situación muy compleja (…) Tal como se están haciendo las cosas es imposible seguir”, advirtió el timonel del partido.

Pero su visión no fue compartida por todos. Una de las primeras en reaccionar a la misiva de los 26 fue Ximena Rincón, ministra del Trabajo, quien escribió por Twitter: “Me gustaría leer a los mismos camaradas que firmaron la carta de hoy empujando para un país más justo. Ese debería ser el norte de nuestra DC”.

Además, llamó a valorar los avances logrados por este gobierno, misma línea que siguió el diputado DC y jefe de bancada del partido Matías Walker. “Camaradas q firman declaración pag C2 EM: valoran algo? Fin al binominal? Ley Ricarte Soto? Uniones Civiles? Gratuidad? O viene en otro doc?”, señaló en la misma red social.

El último golpe lo dio un grupo de once decé que esta mañana le hizo frente a los 26 de la carta con una misiva titulada “¡Fuerte y claro! La DC con las Reformas”, haciendo evidente un choque de posturas al interior de la falange. “Rechazamos que se afirme con tanta liviandad que las reformas que ha impulsado el Gobierno del que somos parte estén “descarrilando” el crecimiento y “echando por la borda lo ya logrado”, indica la carta que está firmada, entre otros, por la ex ministra Yasna Provoste y los diputados Ricardo Rincón, Patricio Vallespín,Víctor Torres, Mario Venegas, Juan Morano, Iván Flores, Claudio Arriagada, Gabriel Silber, Sergio Ojeda y René Saffirio.

La campaña de Núñez

marco antonio núñez

Otro partido que no se queda fuera de las pugnas internas es el Partido por la Democracia. Esto luego de las declaraciones de Marco Antonio Núñez, presidente de la Cámara de Diputados y posible candidato a la presidencia del PPD contra el actual timonel del partido, Jaime Quintana.

“El presidente del PPD es una combinación de intrascendencia y agresividad por la imagen de la retroexcavadora”, dijo Núñez en entrevista con La Tercera. Luego habló de la importancia de “un cambio de rumbo” de cara a las próximas elecciones internas del partido que son en mayo y advirtió que de lo contrario él y otros militantes evaluarían abandonar el Partido por la Democracia.

Quintana contestó irónico: “en el PPD todos sabemos que Marco Antonio es budista y debió haber recibido el premio Nobel de la Paz”, dijo. También desdramatizó la situación el ex ministro pepedé Sergio Bitar, asegurando que es natural que haya un debate en el marco de las elecciones y que peor sería que no se ventilaran las diferencias.

“El presidente del PPD es una combinación de intrascendencia y agresividad por la imagen de la retroexcavadora”, dijo el diputado pepedé Marco Antonio Núñez sobre Jaime Quintana.

Una de las que saltó ante las declaraciones de Núñez fue la diputada del partido Cristina Girardi. “Yo creo que Núñez quiere ser presidente del PPD y claramente quiere construir su candidatura descalificando al anterior, como hacen muchos en la vida. Quienes no tienen fuerza propia necesitan deslegitimar al otro para poder fortalecerse”, dijo la parlamentaria.

A lo anterior se suma a la renuncia al PPD del diputado Víctor Manuel Rebolledo y las fuertes declaraciones del diputado Pepe Auth sobre la pérdida de rumbo de la colectividad en el marco de su cumpleaños número 28. “El PPD considerado como partido en sí mismo no tiene futuro. Lo digo con tristeza y desde un estado de resignación que a algunos podrá parecerles inaceptable pero tiene que ver con la desesperanza aprendida, también con la percepción de que el partido se fue convirtiendo en la propiedad de muy pocos”, declaró lapidario el ex presidente del partido.

Pactos electorales 

Otro evento se desarrollaba la mañana del 28 de diciembre, en una reunión para limar asperezas entre los líderes del oficialismo luego de la revelación de los pre pactos que se darán para las elecciones municipales de concejales de este año.

La polémica se dio luego de que el PC-PR y el PPD anunciaran su pacto, bautizado como “madrugazo” por su repentina y sorpresiva aparición. La decisión del partido encabezado por Jaime Quintana se hizo a espaldas del PS, que había pedido más plazo para definir las listas.

“Lo que salió en la prensa sobre los pactos no se nos ha explicado ni notificado oficialmente. Esta debió haber sido una conversación en conjunto, porque si no, aparece como que se intenta aislar a otros conglomerados que son igual de importantes”, afirmó en ese momento el secretario general del PS, Pablo Velozo, según consigna El Mercurio.

A pesar de que la presidenta del PS, Isabel Allende, dijo estar optimista con el pacto, ya había demostrado su molestia a que la decisión del PPD se hiciera a espaldas de su partido. Ella, al igual que otros militantes de su partido, era más proclive a pactar con el PPD que con la DC, que es el partido con quien sería el pacto electoral de ratificarse así el próximo 9 de enero durante el comité socialista.

También hay molestia en otros sectores de la izquierda que se sintieron marginados con la decisión. Así lo manifestó el senador del MAS Alejandro Navarro, quien esperaba que el tema se zanjara de manera colectiva al interior de la Nueva Mayoría y ahora propone crear un pacto independiente entre el MAS y la Izquierda Ciudadana. En ese sentido tampoco está definido el futuro de otras colectividades de centro izquierda fuera de la Nueva Mayoría, como Revolución Democrática y el PRO.