El contralor general de la República, Jorge Bermudez, se inhabilitó de intervenir en la investigación sobre la polémica fusión entre las AFPs Cuprum y Argentum, con la que el grupo Principal -dueño de ambas- eludió el pago de 80 mil millones de pesos en impuestos.

Los diputados DC, Fuad Chahín y Patricio Vallespín, informaron la medida de Bermúdez. Ambos parlamentarios se reunieron con la autoridad luego que la Contraloría decidiera impugnar la fusión entre las empresas el 16 de diciembre pasado.

Vallespín dijo a Cooperativa que Bermúdez actuó “por prudencia”, porque en su momento realizó asesorías administradoras de fondos de pensiones.

“Por prudencia él, como nuevo contralor, se va a inhabilitar de este dictamen, porque él fue consultado profesionalmente antes del proceso de (ser candidato a) contralor respecto a este tema”, explicó el parlamentario.

En ese sentido, “le parecía que era absolutamente impropio el involucrarse en el tema, lo que nos pareció muy prudente de su parte en aras de la transparencia y evitar cualquier conflicto de interés, por potencial que fuera”.

La decisión del nuevo contralor significa que “él no va a ser el que emita y firme el dictamen, y va a quedar esto en manos de la subcontralora”.

Los diputados de la DC volvieron a pedir que Tamara Agnic deje su puesto como superintendenta de Pensiones, pese a que ya puso su cargo a disposición, potque le imputan prevaricación administrativa.

Cabe recordar que Agnic visó la fusión de Cuprum con Argentum, una “AFP de papel” creada con el sólo objetivo de acceder a un beneficio tributario llamado “good will”, que evitó el pago de 80 mil millones de pesos en impuestos.