El modelo chileno no se cansa de mostrar sus garras.Este miercoles la Fiscalía Nacional Económica denunció que las más grandes cadenas de supermercados -Walmart, SMU y Cencosud- se coludieron en un acuerdo para fijar un precio mínimo de venta de la carne de pollo fresca entre los años 2008 y 2011.

En el comunicado de la FNE se señala que las cadenas “adhirieron conscientemente a un esquema común que sustituyó los riesgos de la competencia por una cooperación práctica entre ellas”. Todo con el objetivo de “regularizar el mercado” y “evitar guerras de precios”. La Fiscalía solicitó la sanción máxima que contempla la ley, 22 millones de dólares.

Fue en el marco de la investigación de otra colusión, la de los pollos, que la Fiscalía dio con el cartel de supermercados y su estrategia para mantener sus ganancias a toda costa. El fisca subrogante Mario Ybar aseguró que “al concluir una de las investigaciones más extensas y complejas que ha realizado la Fiscalía Nacional Económica, llegamos a la convicción de que los supermercados mantuvieron un acuerdo que afectó el precio de venta de la carne de pollo fresca. Esperamos que este requerimiento concluya no sólo con la aplicación de las sanciones que corresponda, sino que también provea pautas de conducta a todos los actores de esta industria”.

Las tres cadenas involucradas concentran el 92,5% de la industria supramayorista: Jumbo y Santa Isabel (Cencosud); Líder, Líder Express, Superbodega Acuenta y Ekono (Walmart); Unimar, Bigger, Mayorista 10, Maxi Ahorro, Alvi, Dipac y Comer (SMU).

SMU es controlada por el empresario Álvaro Saieh, dueño de Corpbanca, Hotel Hyatt y del grupo mediático La Tercera. Mientras que Cencosud es del empresario chileno alemán Horst Paulmann, dueño del Costanera Center y con negocios en el sector inmobiliario, malls y en el retail financiero. Es el segundo hombre más rico de Chile según la revista Forbes y Cencosud, su conglomerado de retail, opera en Chile y en el resto de América Latina.