El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunirá la mañana de este miércoles para tratar la más reciente prueba nuclear de Corea del Norte, según lo informaron algunas autoridades del organismo.

Según informa T13, la reunión, en la que se realizarán consultas a puertas cerradas entre los 15 miembros del Consejo, fue solicitada por Estados Unidos y Japón, precisó la portavoz de la misión estadounidense ante la ONU, Hagar Chemali.

El portavoz agregó que Estados Unidos “no está por el momento en condiciones de confirmar que tuvo lugar un ensayo“. Además, subrayó que Washington “condena toda violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y nuevamente llama a Corea del Norte a respetar sus obligaciones y compromisos internacionales”.

Por su parte, Corea del Norte afirmó que realizó con éxito su primer ensayo de bomba de hidrógeno este miércoles. Una clara señal de que sigue con su programa nuclear a pesar de la prohibición de la comunidad internacional.

Al interior del consejo, el único aliado de Pyongyang, China, intenta constantemente proteger a Corea del Norte, mientras que Estados Unidos no deja de denunciar al régimen comunista y acusarlo de violar derechos humanos.

China y Estados Unidos son, junto con Gran Bretaña, Francia y Rusia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad, con derecho a veto.

Cabe destacar que el 1 de enero Japón ingresó al Consejo de Seguridad como miembro no permanente por un período de dos años.

De acuerdo a informes del organismo internacional, se encontró un “evento inusual en la península coreana”, donde el epicentro estuvo en las cercanías de la base de pruebas nucleares norcoreanas Pyunggye-ri.

En tanto, el gobierno de Estados Unidos reprochó el ensayo nuclear que realizó Corea del Norte, y aseguró que tendrá una respuesta propia a las “provocaciones” que ha hecho el régimen de Kim Jong-un.