Una dura respuesta tuvo la diputada comunista Camila Vallejo al referirse al impasse entre el ministro del interior, Jorge Burgos y la presidenta Michelle Bachelet, tras el sorpresivo viaje de la Mandataria a La Araucanía.

Sobre este hecho, Vallejo comentó en entrevista con El Mercurio que “si hubiera estado en el lugar de la Presidenta, sí habría aceptado la renuncia del ministro Burgos. O, rechazada la renuncia, después yo misma lo habría despedido”.

“Cuando son ministros de confianza, del equipo más cercano de la Presidencia, lo que corresponde cuando se enfrentan a situaciones complicadas es conversarlo y resolverlo internamente y no hacer una exposición al nivel mediático que se alcanzó, desde mi punto de vista, muy intencionadamente”, indicó la diputada del PC.

Respecto a si el reclamo de Burgos por no haber sido informado sobre el viaje de Bachelet a La Araucanía fue o no legítimo, Vallejo es enfática en señalar que sí “pero no con tanto escándalo”.

Sobre la gestión del secretario de Estado, la parlamentaria dijo no tener una muy buena evaluación del Ministro del Interior “tanto por lo que sucedió con los camioneros, como por el manejo de los distintos conflictos con los trabajadores”, refiriéndose al conflicto con lo trabajadores subcontratistas del cobre.

“Como se manejó el paro del Registro Civil, la movilización de los trabajadores de la Dirección General de Aeronáutica. Más allá de compartir o no las demandas de los trabajadores, creo que fue una gestión más característica de un gobierno de derecha que de un gobierno que busca por sobre todas las cosas el diálogo. Diría que en el Ministerio del Interior más bien se apostó a legitimar por la vía de los hechos el reemplazo en huelga, uno de los temas que más cortapisa se ha puesto en la discusión laboral”, sentenció.