Este miércoles 6 de enero la Fiscalía Nacional Económica (FNE) hizo pública la denuncia presentada contra las tres más grandes cadenas de supermercados, a quienes la entidad acusa de que a lo menos desde 2008 se coludieron en un acuerdo para fijar precios de venta mínimo para la carne de pollo fresca.

Según el requerimiento presentado por la FNE al Tribunal de la Libre Competencia las empresas implicadas en este nuevo caso de colusión, “monitorearon constantemente los precios de venta a público de la carne de pollo fresca, comparándolos con las salas definidas como competencia relevante dentro de su respectiva zona geográfica (denominadas “zonas de competencia” o “clusters”).

Pero la fijación de precios no sólo era un tema que involucraba a los supermercados. Cuando las cadenas encontraban que la competencia estaba vendiendo al público carne de pollo fresca a bajo el costo, “buscaban expresamente que los proveedores gestionaran el alza de los precios de la competencia”.

En conclusión, para fijar los precios del producto se ponían de acuerdo tanto entre las cadenas, como entre las empresas proveedoras, estas últimas las mismas involucradas en el conocido caso de la colusión de los pollos: Ariztía, Superpollo y Don Pollo.

Tal vez lo más llamativo en el informe publicado por la FNE sea el hecho de que las cadenas de supermercados acusadas de colusión, en diez años pasaron de tener en 2000 el 44% del mercado a prácticamente dominarlo en 2011, con el 92,5%. Más específicamente, la entidad detalla que para 2011 las tres cadenas concentraban el 91,23% del mercado de la carne de pollo fresca.

TH conforgate

Los representantes de las cadenas coludidas

Entre SMU, Cencosud y Walmart -las cadenas de supermercado denunciadas por la Fiscalía Nacional Económica- concentran más del 90% de la industria, pero sus representantes son reconocidos empresarios que no sólo concentran sus inversiones en el mercado de la venta minorista.

SMU es controlada por el empresario Álvaro Saieh, dueño de Corpbanca, Hotel Hyatt y del grupo mediático La Tercera, que incluye al diario La Tercera, La Cuarta, Qué Pasa, Ciper Chile y distintas radios.

En tanto, Cencosud es del empresario chileno alemán Horst Paulmann, dueño del Costanera Center y con negocios en el sector inmobiliario, malls y en el retail financiero. Es el segundo hombre más rico de Chile según la revista Forbes y Cencosud, su conglomerado de retail, es un consorcio empresarial que opera en Chile y en el resto de América Latina.

Por su parte, Walmart tomó el negocio de D&S, que era controlado por Nicolás Ibáñez, el polémico empresario que se declara admirador de Augusto Pinochet.