Este martes en el museo Nacional de Bellas Artes, la Asociación Nacional de Funcionarios de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (AnfuDibam) y la Asociación gremial de Trabajadores por el Patrimonio del Consejo de Monumentos Nacionales firmaron un acuerdo con el gobierno para fortalecer la institucionalidad patrimonial y cultural del país. Con esto, dejan atrás los 25 días de paro que comenzó el 17 diciembre.

Andrea Lustig, Vicepresidenta de AnfuDibam, señaló a eldesconcierto.cl que como trabajadores de la Dibam continuarán con su demanda de ser una subsecretaria y para eso “vamos a llegar hasta el final”.

Sobre el acuerdo entre trabajadores y los ministerios de Cultura y Educación, Lustig aseguró que estudian mejorar las funciones que cumplirá la Dibam dentro de la nueva institucionalidad con el objetivo de tener mayores facultades y autonomía en sus funciones.

“Llegamos a la reunión, pero no pasó nada con la subsecretaria” indicó la dirigente quien agregó que de todas formas firmaron este primer acuerdo “para visivilizar el conflicto y por ahora tendremos al Ministerio de Educación como interlocutor”.

“Ahora nos queda que en el Parlamento se hagan las indicaciones para que pueden entender nuestra postura y podamos llegar a ser una subsecretaria”, concluyó.

Tras el acuerdo se establecerá una mesa de trabajo entre el ministerio de Educación y las instituciones asociadas, con el objetivo de abordar temas referidos al mejoramiento de las condiciones laborales de los funcionarios, entre otros puntos.

La movilización se originó el 17 de diciembre luego de que el Ejecutivo enviara el proyecto de ley para la creación del Ministerio de Cultura, las Artes y el Patrimonio, donde se modificó la indicación que estipulaba que la Dibam pasaría a ser una subsecretaria, otorgándole la calidad de servicio del patrimonio.

El conflicto entre los funcionarios del Dibam y los ministerios de Cultura y Educación se originó el 17 de diciembre luego de que desde el Ejecutivo enviaran un proyecto de ley para la creación del ministerio de Cultura, las Artes y el Patrimonio, donde se cambió la indicación que estipulaba a Dibam como subsecretaría, sino que otorgándole calidad de servicio.