Esta mañana en la plaza de Sultanahmet, una de las zonas más turísticas del centro de Estambul, hubo una explosión que dejó 10 muertos y 15 heridos. La mayoría de las víctimas mortales son turistas extranjeros, según ha confirmado el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus. Entre los heridos, dos de ellos en estado muy grave, hay al menos seis ciudadanos alemanes, un noruego y un peruano‘.

“Condeno el evento de terror en la plaza de Sultanahmet de Estambul que ha sido evaluado como un ataque suicida con raíces sirias”. dijo en Ankara el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, algo que fue compartido tanto por la OTAN como por la Unión Europea (UE).

 

“La UE y Turquía permanecen unidas contra toda forma de terrorismo. La lucha contra el terrorismo fue reconocida como una prioridad en la cumbre UE-Turquía del 29 de noviembre de 2015”, dijo la jefa del Servicio de Acción Exterior de la UE, Federica Mogherini.

Entre los atentados que ya había sufrido Turquía en 2015 están el de20 de julio de 2015, en la ciudad de  Suruç, que dejó 32 muertes y más de 70 heridos, y el del 10 de octubre que, con 102 muertes causadas por un doble atentado suicida del Estado Islámico, ha sido el más devastador.