Hoy en España se celebró una nueva sesión constitutiva del Congreso, en el que los diputados, uno a uno, deben acatar la Constitución. El protocolo que habitualmente se usa es “prometer o jurar” la Ley Fundamental, pero en esa ocasión, todos los miembros de Podemos y sus candidaturas afines agregaron algo de cosecha personal a la frase. “Prometo acatar la Constitución y trabajar para cambiarla”, dijeron.

Además, algunos parlamentarios -también de Podemos y sus afines- intervinieron usando lengua castellana, vasca, catalana o gallega.

Si bien todos los diputados de Podemos utilizaron la fórmula de “trabajar para cambiar la Constitución”, muchos de ellos añadieron declaraciones propias. El secretario político de la agrupación, Íñigo Errejón, dijo en su escaño que “prometo acatar la Constitución y trabajar para cambiarla. Nunca más un país sin su gente y sin sus pueblos. Por la soberanía del pueblo, por una España nueva, per la fraternitat entre els pobles. Porque fueron, porque somos, serán. Nunca más un país sin su gente”.

Según informa El País, la norma estable que cada diputado puede añadir una frase personal en su lengua en medio de la fórmula elegida para acatar la Ley Fundamental. Una posibilidad que fue avalada por el Tribunal Constitucional en 1990. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, no solo lo hizo de palabra, sino que además utilizó la lengua de signos en su intervención.

María Eugenia Iparragirre del PNV premetió su cargo como senadora hablando en vasco y luego en castellano, luego que el presidente de la Cámara alta, Pío García Escudero la reconvino: “En este pleno no hay intérpretes, así que por deferencia a sus compañeros le pediría que lo dijera en castellano”. Los abucheos que recibió la nueva secretaria de la Mesa se quedaron en nada comparados con la reacción de la mayoría del Senado, al momento de las intervenciones de los nuevo senadores de Podemos y sus plataformas. La mayoría de los representantes del partido de Pablo Iglesias prometieron el cargo “por imperativo legal” y usando indistintamente el castellano, el vasco, el catalán o el gallego. Dos lo hicieron “hasta la Constitución catalana”, otra “para poner esta Cámara al servicio del derecho a decidir de todos los pueblos del mundo” y cuatro “hasta la constitución de la República catalana”.  

“Es una pena que en esta cámara no se puedan usar nuestras lenguas”.

“Sí se puede, pero no en este pleno”, le respondió el presidente del Senado, tras insistir repetidamente que prometiera acatar la Constitución en castellano.

La bancada de Podemos y las plataformas con las que el partido de Pablo Iglesias fueron a las elecciones (En Comú Podem, Las Mareas y Compromís) reaccionó a todas las intervenciones de sus miembros con aplausos. La cara visible del grupo parlamentario, Ramón Espinar, recibió a cada uno de esos senadores con un abrazo. Todos esos gestos estuvieron enmarcados por las intervenciones irónicas del resto de senadores.

“Prometo acatar esta Constitución y trabajar para cambiarla, nunca más un país sin sus pueblos ni sus gentes”, dijo Espinar, como todos sus compañeros de Podemos, mientras desde la bancada del PP le gritaban “guapo”. Luego le tocó el turno a otra senadora de Podemos, Virginia Felipe, que padece una enfermedad que le hace moverse en silla de ruedas, y prometió trabajar por “un mundo más justo para todos”. Pilar Lima, primera senadora sorda, prometió el cargo con el apoyo de una intérprete.

“Habiendo acatado la Constitución, habéis adquirido la condición plena de senador”, les contestó García Escudero a todos, siguiendo la vía protocolar. El presidente, que repite su mandato, en su discurso defendió la vigencia del Senado y también su reforma, y se despidió con un guiño a todos los nuevos senadores: dio las gracias en castellano, catalán, vasco y gallego.

Además, algunos parlamentarios -también de Podemos y sus afines- intervinieron usando lengua castellana, vasca, catalana o gallega.

Revisa a continuación la sesión completa y los discursos: