La Presidenta Michelle Bachelet convocó un cónclave para hoy a las 20 horas, donde participará los principales rostros de la Nueva Mayoría, en el Palacio Cerro Castillo.

Y ayer martes, los presidentes de partido de la colectividad hicieron públicas las expectativas que tienen sobre el encuentro con la Mandataria.

Las principales coincidencias son que los timoneles del oficialismo esperan que la instancia se centre en solucionar los problemas de coordinación que ha habido últimamente entre el Ejecutivo y los partidos. Eso es lo principal, más que traten temas legislativos.

Según informó Emol, el presidente del Partido Por la Democracia (PPD), Jaime Quintana, dijo que “creemos que lo de mañana tiene que ver más allá de lo legislativo, una reunión sólo reafirmando los compromisos legislativos de cierre de año legislativo no es una buena reunión, es preciso ahondar en el debate político y los resultados de la acción política no son satisfactorios. Es preciso mejorar la coordinación, la gestión y ese diálogo debe ser muy franco”.

Para el senador existen conflictos imporantes que ameritan mayor coordinación. “Queremos un mejor año, sabiendo que tenemos serias dificultades en el contexto económico, nos parece que también es preciso mañana transparentar esa mirada y a partir de ello definir cuál es la estrategia. Tenemos serios problemas en el Gobierno que requieren de una estrategia mucho más fina, concordada con los partidos que respaldan a este Gobierno y nos parece de ese punto de vista que lo de mañana es una oportunidad”, explicó.

Finalmente concluyó agregando que “aquí no hay temas personales, lo que hay es el resultado de situaciones, de errores no forzados, falta de coordinación y falta de diálogo. Desde luego que se viene una autocrítica de parte de los partidos, porque muchas veces los partidos tampoco han estado a la altura de definiciones que se han adoptado”.

En tanto, desde el Partido Socialista (PS), su presidenta, Isabel Allende comentó que espera sea una buena instancia para dialogar y reafirmar los compromisos.

“Es una buena oportunidad para que nos reunamos, para hacer un balance, ver nuestra agenda legislativa con mucho apego a lo que nos compromete, pero viendo los tiempos reales (…) también es una oportunidad para dialogar y juntarnos y afinemos nuestras convicciones”, afirmó.

Paralelamente, desde la Democracia Cristiana (DC), su timonel, Jorge Pizarro, dijo que “debe haner una agenda potente, y para ello se requiere más coordinación, una gestión más eficiente, unidad de criterios, y sobre todo unidad de discurso en lo comunicacional”.

Cabe recordar que la DC es el partido que más desencuentros ha tenido con el Gobierno en los últimos días. El más determinante fue el viaje de la Presidenta Bachelet a La Araucanía, periplo en el que quedó marginado el ministro del Interior, Jorge Burgos.

“Se nos viene un año complejo y difícil en lo económico y social, y debemos tener muy claras nuestras prioridades, y la Presidenta nos irá a plantear lo que ella cree es fundamental para los desafíos de este año. Nosotros a su vez le diremos que lo esencial de todas las políticas públicas debe estar centrado en las personas“, concluyó.