Durante esta mañana llegaron a las oficinas del Registro Civil Alex Martínez y Paula Dinamarca. Esos son sus nombre legales del sexo correspondiente. Pero los dos son transexuales y están empecinados en que se les reconozca el derecho de decidir quienes son.

Pero la solicitud fue rechazada por los funcionarios del Registro Civil, ya que el trámite no está autorizado por la ley. “Es muy triste y doloroso que te nieguen el derecho a ser identificado como tú quieres. Yo soy un hombre, así me relaciono con mi entorno, así me ven las personas, pero mi cédula de identidad dice otra cosa. En vez de resolverse esto rápidamente, me envían a tribunales a hacer el trámite como si hubiese cometido un delito”, dijo Martínez a Publimetro.

“Hoy el Registro Civil ha hecho oídos sordos a los derechos humanos de las personas trans. ¿Por qué alguien debería llamarme con un  nombre que me menoscaba? El nombre que aparece en mi cédula me humilla, violenta mi dignidad, y el Estado se lava las manos ante esta situación”, agregó Dinamarca.

Por su parte, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) aseguró que la negativa contraviene las recomendaciones de la Corte Suprema, que el 20 de noviembre en un informe aseguró que la rectificación de la partida de nacimiento debía hacerse en el Registro Civil porque “resguarda en mayor medida la dignidad de las personas al no exponerla a un procedimiento judicial”.

Según el vocero del Movilh Rolando Jímenez, la decisión también contraviene las recomendaciones que ha hecho la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la ONU. La decisión de ir al registro responde también a que, según Jiménez, se espera que un fallo de la Corte de Apelaciones o de la Suprema plantee la necesidad de cambiar la legislación actual y que el trámite se realice de manera administrativa y no judicial.