Llevan 8 días en huelga, y aseguran que la empresa, hoy investigada por la Fiscalía Nacional Económica a raíz de la colusión de precios, prefiere perder dinero antes que generar acuerdos con ellos. La medida de fuerza mantiene una aprobación del 100%, a pesar de que la empresa esté utilizando prácticas anti-sindicales, reconocen las dirigentas.

Las negociaciones que fueron suspendidas en mayo del 2015  entre trabajadores y la empresa, por un recurso de nulidad presentado por Rendic Hermanos (dueños Unimarc junto a Saieh), fueron retomadas gracias a la Corte de Apelaciones de Valdivia la que ratificó el fallo del Juzgado de letras que  obliga a Unimarc a continuar las negociaciones.

Pese a los meses transcurridos, el 3 de enero más del el 99% de los trabajadores de Osorno, Valdivia, La Unión, Paillaco, Frutillar, Rio Bueno y Panguipulli aprobaron la huelga de la Federación Nacional de Trabajadores Bigger (hoy Unimarc), a los que el día jueves 14 se les sumaron los sindicatos de Coyahique de forma unánime.

Demandas por mejoras laborales y de salario

“Unimarc no quiere negociar con nuestra Federación (FENASIB), la gerencia no quiere nada con nosotros”, comenta Jessica Miranda del Sindicato Nro 1 de Valdivia, quien explica que la razón constante de la empresa ha sido “querer dividir a los trabajadores antiguos de los nuevos, y esa no es la idea, eso es discriminación”.

Sin embargo los trabajadores buscan igualar los derechos de los antiguos y los nuevos trabajadores quienes perderían algunos de los beneficios obtenidos.

Uno de los puntos de desacuerdo es el bajo aumento salarial que propone la empresa, el que seria aproximadamente de 15, 10 y 6 mil pesos por tramo, mientras que la exigencia de los trabajadores es de 21, 15 y 9 mil pesos respectivamente.

Esto, explican los trabajadores en un comunicado emitido el 8 de enero, a raíz del alza progresiva del sueldo mínimo legal, “este [aumento] será absorbido rápidamente”, lo que hará ahorrar incluso plata a la empresa”, expresa la FENASIB.

Prácticas anti-sindicales y amedrentamiento

 De acuerdo a lo mencionado por la Presidenta de la FENASIB, Viviana Delgado “en la mañana (de este viernes) estuvimos en mediación junto a la Inspección del trabajo, donde la empresa fue sancionada a pagar 88 UF a la Federación porque quedó demostrado que recurrieron al reemplazo ilegal de trabajadores durante huelga legal”.

Esto habría sido realizado por Unimarc, mediante cambio irregular de turnos y una convocatoria para buscar 300 nuevos trabajadores por un mes, lo que a juicio de Delgado “es un atropello a los movilizados y un engaño a los que postulen”.

Asimismo, las represalias contra los trabajadores movilizados no han parado, a esto se añade el no pago de la quincena de diciembre por días trabajados, la que debía pagarse el 8 de enero.

Por otro lado, Unimarc  está negando el acceso a las salas cunas para hijos de trabajadoras, “por el sólo hecho que se encuentran movilizados sus padres”, afirma la presidenta de FENASIB.
“Como si fuera poco- menciona Viviana- varias socias se han encontrado con la suspensión de los descuentos en Farmacias, es decir, tenemos socias que por esta en huelga legal no pueden acceder a sus remedios” ni a los beneficios co-financiados entre empresa y trabajador, expresa.

Sin embargo, no es primera vez que Unimarc es sancionada por prácticas que van contra los derechos del os trabajadores de los Ríos y Los Lagos. El 2014 la Corte Suprema ratificó la sanción contra la empresa de Saieh

Al cierre de esta nota, eldesconcierto.cl intentó comunicarse repetidas veces con representantes de Unimarc y SMU sin tener respuesta favorable.