En abril del año pasado el Sindicato Nacional Jumbo realizó una huelga de 9 días, “lamentablemente no con los objetivos deseados, esto debido a varios factores, pero principalmente por la mezquindad y tozudez de esta empresa que nos paso la cuenta por la huelga llevada a cabo recientemente y por la huelga del año 2012 (dicho por los mismos representantes de la empresa)”.

Este vierne 15, a las 9 de la mañana, en el 1 Juzgado de Letras del Trabajo, la agrupación informó la realización de una audiencia por vulneración de derechos fundamentales en contra de Cencosud. 

A través de un comunicado, el sindicato expresó lo que piensan como trabajadoras y trabajadores respecto  a la “colusión y corrupción en uno de los holding más poderosos de Sudamérica”. 

El texto comienza explicando que “como ha sido desde nuestra formación, quieren debilitarnos y el mejor ejemplo es que en el reciente proceso de negociación colectiva del cual fuimos protagonistas como trabajadores, la posición de la empresa fue que ‘no había más plata y que las acciones de la compañía estaban decayendo’ pero milagrosamente un par de meses después de nuestra negociación mejora la situación financiera de la empresa para entregar mejores bonos y beneficios a sus siempre regalones sindicatos, ya por todos conocidos. También es conocido por todos la diferencia que existe en el pago de bonos de termino de conflicto”.

Y continúa así: “Luego de esta tremenda injusticia y la que consideramos es un discriminación entre trabajadores, es que durante el mes de noviembre sostuvimos varias reuniones con la gerencia de recursos humanos de Cencosud, solicitando igualar los bonos de termino en escala y monto, para variar su respuesta final fue negativa, ante esta injusticia no podíamos quedarnos de brazos cruzados, por lo que el día viernes 27 de noviembre interpusimos una demanda en tribunales laborales por vulneración de derechos fundamentales, por lo cual tenemos la primera audiencia el día viernes 15 de este mes, en el primer juzgado del trabajo ubicado en calle San Martin N° 950, en sala N° 2 a las 09:00 hrs”.

Por esto, los trabajadores “solicitamos el apoyo de organizaciones y medios de prensa para difundir uno de tantos abusos que comete esta empresa, la cual trata de mostrar una imagen intachable ante la opinión pública, pero que poco a poco ha mostrado su verdadera cara”.

En ese sentido agregaron que “basta con recordar el ingreso de 183 camiones el año 2010 post terremoto como supuesta ayuda humanitaria, por lo que no pagaron impuestos de internación, pero los productos posteriormente fueron vendidos a la oficina nacional de emergencias (ONEMI)”.

“Tampoco podemos olvidar la condena recibida el año 2013 por el alza unilateral en el cobro de la comisión mensual por administración de su tarjeta JumboMás, afectando a miles de clientes”, recordaron.

Sobre la colusión, detallaron que “lamentablemente hace pocos días nuevamente nos enteramos de las malas prácticas de Cencosud, esta vez en conjunto con empresas que supuestamente son su competencia, ante lo cual como trabajadores cansados de abusos, queremos decir a los medios que en Chile se ha institucionalizado la colusión entre políticos y empresarios, partiendo por Ricardo Lagos, que les dio la libertad a los ladrones de cuello y corbata para cometer estos hechos delictuales, que ante la opinión pública pasan desapercibidos”.

Respecto a la cifras, según el sindicato “entre 2008 y 2011, Cencosud logró ganancias (EBITDA) por más de 2,2 millones de millones de pesos (sobre 4.300 millones de dólares). Sólo en 2014, Cencosud obtuvo ganancias (EBITDA) de 1.300 millones de dólares”.

Y revelaron cifras más decidoras: “Una eventual multa de 22 millones de dólares, significaría, apenas un 1,7% de la ganancia del año 2014. Equivale también a un 0,5% de las ganancias percibidas en el lapso durante el cual se investiga la colusión”.

Por esto, entre la agrupación aseguraron que “si al menos distribuyeran de mejor manera sus ganancias con quienes entregamos día a día nuestro esfuerzo y energía, pero no, lo que vemos es el abuso con sus trabajadores y también con sus clientes”.

En este contexto, pidieron “una ley anti colusión, además de contemplar penas de presidio mayor de 5 años y un día a 15 años, para sus autores, debe considerar a lo menos la suspensión de funcionamiento de las empresas coludidas por algunos años y el cierre definitivo para los casos más graves o por reincidencia”.

Y también se refirieron al dueño: “A Horst Paulman se le concedió la nacionalidad por gracia durante el gobierno de Lagos, para personas honorables e intachables en nuestro país, y esto a costa de tener a sus trabajadores con sueldos de hambre, el 71% de los trabajadores de jornada completa de grandes empresas del Comercio gana menos de $450.000 líquido”.

Además, analizaron que “mientras un trabajador que sustrae un lápiz, es llevado a una comisaria y posteriormente formalizado, vemos como la justicia deja caer toda su fuerza ante este tipo de hechos, pero cuando hablamos de empresarios financiando de manera ilegal campañas políticas o estafando a los consumidores, la justicia parece ser distinta”.

Para concluír, prometieron que “como sindicato queremos informar que no claudicaremos en nuestra postura de velar y defender a la clase trabajadora. Porque seguiremos denunciando todo abuso que perjudique a los trabajadores o clientes, que sabemos en su gran mayoría son también trabajadores con sueldos de hambre y es lo que nos duele, que se juegue y abuse con los más desprotegidos”.