Desde antes del 2010 el Gobierno de Chile se comprometió con dos comités de vivienda social en San Antonio para darle solución a las familias que buscan la casa propia. Por esto, hoy ambas agrupaciones realizaron una marcha para denunciar el grave problema que los afecta. 

En la movilización participaron unas 200 personas desde el Serviu de San Antonio, pasando por por el centro de la ciudad, en las calles Centeneraio y Pedro Montt, para luego regresar a la entidad gubernamental. Comenzó a las 10 de la mañana y finalizó pasado el mediodía.

Se trata de un mega proyecto habitacional, Mirador de San Antonio I y II, que en total debería beneficiar a 256 familias san antoninas y de sus alrededores.

Sin embargo, con el terremoto que afectó al país en 2010, hizo que todas las gestiones se retrasaran.

Con esto, recién el año pasado se comenzaron a construir las vivienda pero ahora surgió un nuevo problema. Sucede que la empresa encargada de construir no le ha pagado a sus trabajadores, quienes se fueron a huelga. Así las cosas, aseguran que “nadie quiere hacerse cargo”.

Se trata de dos comités que se denominan “Corazón de San Antonio” y “Por Nuestro Futuro”. El primero está esperando hace más de 15 años una solución de vivienda y el otro espera lo mismo hace más de ocho años.

En conversación con eldesconcierto.cl, la vocera del movimiento, María Lucero, explicó que “se nos ha aplazado la fecha de termino de obra ya bastantes veces, por lo menos tres. Ahora último teníamos fecha de término de obra para diciembre y entrega de vivienda en marzo, pero se aplazó para siete u ocho meses más”. 

Lucero además relató que “la gente ya tiene una decepción muy grande, ya todos están con rabia, pena, sentimientos que están justificados, porque tanta aspirina, tanta información, tanto haciendo tiempo, es una verdadera burla para la gente”. 

En ese sentido detalló que “la obra hasta noviembre tenía 200 trabajadores. Luego hubo complicaciones de no pago. Ahí ellos también hicieron su protesta, quemaron el cerco de nuestras viviendas, también hicieron destrucción de algunos departamentos porque no les estaban cumpliendo con las remuneraciones”.

“Ante esto la empresa decidió despedir a todos los trabajadores que hicieron desmanes, que eran la mayoría, y lamentablemente la obra quedó sin trabajadores. Ni si quiera los jornales, como ellos los llaman, de la casa. Luego se reestructuró la obra y Serviu solicitó más administración de la misma, empezando con seis obreros, luego dijeron que iban a haber 20 trabajadores y a la fecha dijeron que iban a haber 65. Lo cierto es que lamentablemente vemos la obra que está paralizada. Según ellos que están trabajando por dentro pero nosotros hemos hecho guardia y sólo hay seis trabajando”, concluyó Lucero.

Revisa a continuación algunas fotos de la marcha:

IMG-20160118-WA0006

IMG-20160118-WA0007

IMG-20160118-WA0003

IMG-20160118-WA0005 (1)

IMG-20160118-WA0004