El consejo de ministros, luego de dos horas de análisis, decidió mantener la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), pero con algunas condiciones. De esta forma, se da la luz verde al proyecto de la central hidroeléctrica Río Cuervo en la Región de Aysén.

Según informa La Tercera, en dicha reunión, los ministros de Energía, Minería, Economía, Salud y Agricultura analizaron 11 recursos de reclamación contra el proyecto, que fueron presentados por particulares y organizaciones ciudadanas buscando impugnar la RCA entregada al proyecto por la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Aysén, el 10 de septiembre de 2013. Los recursos apuntaban a materias de hidrología, flora y fauna de ecosistemas terrestres y acuáticos, medio humano, paisaje y turismo, riesgo y normativa ambiental aplicable, entre otros.

De acuerdo a un comunicado que publicó el Ministerio de Medio Ambiente, el Comité  de ministros acogió parcialmente las reclamaciones relacionadas con fauna terrestre y riesgo. Respecto de esta última, determinó que se deberá complementar el Plan de Monitoreo de Alerta Temprana con el desarrollo de un Protocolo de Acción, para la generación y análisis de información adicional asociada al llenado y operación de embalse. Este protocolo deberá ser revisado y aprobado por Sernageomin antes de iniciarse el llenado del embalse proyectado.

Cabe destacar que también se hicieron precisiones sobre materias de fauna acuática y flora terrestre, orientadas principalmente a aumentar el monitoreo de algunas especies. En tanto, el resto de los recursos fueron rechazados, con lo que se mantiene la RCA favorable al proyecto.

El proyecto considera la construcción de dos presas en el río Cuervo, y una capacidad instalada de generación de 640 MW para suministrar al Sistema Interconectado Central (SIC). Dichos embalses se ubicarán a 46 kilómetros de Puerto Aysén y las obras de construcción tendrán una duración de cinco años, implicando una inversión de US$ 733 millones