Diversas organizaciones sociales se concentraron este lunes frente al Ministerio de Medio Ambiente en espera del resultado que tuvo el comité de ministros, instancia donde se analizaron las reclamaciones ciudadanas al proyecto hidroeléctrico Río Cuervo.

Entres los manifestantes estuvieron presentes integrantes del movimiento Patagonia sin Represas, Greenpeace, organizaciones locales, junto a dirigentes estudiantiles, entre ellos la presidenta de la FECh Camila Rojas.

En tanto, Claudia Torres, vocera del movimiento Patagonia sin Represas, quien conversó con eldesconcierto.cl comentó que “existe preocupación ante el hermetismo” con que se ha mantenido el resultado de la reunión luego de finalizado el comité de ministros.

“Han salido de a poco pero no han querido dar declaraciones. Se han ido todos muy silenciosos y esos nos preocupa, nos da qué pensar, pues si hubieran rechazado el proyecto lo más probable es que hubieran hecho un punto de prensa, como lo hicieron con Hidroaysén”, señaló la dirigente.

Por otra parte, Torres indicó que como agrupaciones “hemos tratado de visibilizar lo que significa el proyecto Río Cuervo en la región de Aysén y en especial la incoherencias del mismo gobierno que nos ha planteado poder participar desarrollando una política de energía regional y resulta que ahora están votando un proyecto que va en contrasentido de lo que se está planteando como política energética desarrollada por las comunidades”.

Según denunciaron las organizaciones, el proyecto Río Cuervo “pretende hacer desaparecer bajo un lago artificial de 13 mil hectáreas, los prácticamente intocados lagos Meullín y Yulton, este último de 70 km2 de aguas claras, el más grande con un alto nivel de conservación en Chile y que no contiene salmónidos introducidos”.

Asimismo, las organizaciones han manifestado que Chile puede perder hasta 140 km2 de territorio prístino en la Patagonia imponiendo tecnologías obsoletas con una mirada integral de sustentabilidad.

“Mientras se espera la decisión del Comité de Ministros la empresa insiste en traspasar recursos al municipio de Aysén para realizar actividades con la comunidad. Esto, a pesar de la prohibición expresa establecida por un dictamen de la Contraloría de 2010 que prohíbe estas prácticas en procesos de evaluación”, denunciaron a través de un comunicado.

17c215e0-caf3-458b-b264-16a52e9e864d