La ministra del Sernam, Claudia Pascual, aseguró que su intensión no es polemizar con la ex senadora Soledad Alvear, esto en relación al proyecto de ley de aborto en tres causales. Sucede que Pascual respondió a algunos de los argumentos que la ex parlamentaria hizo con la iniciativa en la comisión de salud.

Alvear ayer estuvo en la comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados para decir sus opiniones en la instancia que revisa el proyecto. En su intervención se puso en contra de las mujeres asegurando que la ley obedece a razones ideológicas y que se envió para satisfacer organizaciones feministas. 

“Los resultados del proyecto son el abandono de los más débiles de este drama; la madre que sufre, dejada a su suerte por el Estado, y su hijo indefenso muerto en un basurero”, aseguró la ex ministra.

Para la ex senadora DC, el proyecto contiene una postura ideológica “que se ha mantenido oculta por razones estratégicas. El proyecto toma una opción ideológica, representativo de algunos grupos feministas; la autonomía de la mujer sobre su cuerpo llevado hasta el aborto”.

Alvear también dijo que la causal de violación era una “falacia, machista e inhumana que deja en la impunidad al agresor sexual. Este es un proyecto precario, un triunfo político de una elite”.

Por su parte y ante esto, Pascual dijo que el proyecto obedece a un compromiso de la Presidenta Bachelet y la Nueva Mayoría con los ciudadanos y que solo se remite a tres circunstancias, según informa La Nación.

“Estas tres causales, tienen sobre un 70 % de aprobación y de respaldo ciudadano, las últimas encuestas, en particular las de la semana pasada y en particular con respecto a la causal de violación, tiene un respaldo por sobre el 83 por ciento de la ciudadanía, por lo tanto esto no es un tema antojadizo ni estamos respondiéndole a un solo actor ni actora de nuestra sociedad”, expresó.

Sin nombrar a Alvear, la ministra detalló que ella es sólo una de los expertos y organismos que han manifestado su opinión en el Congreso. “En el Parlamento también hay distintas opiniones, las que hemos tratado de escuchar, y los expertos, las expertas, y los representantes de las distintas organizaciones han manifestado sus opiniones, algunos están de acuerdo y otros no, eso es parte del debate democrático de la sociedad y, en ese sentido, ningún proyecto puede ser tildado de más político o de menos político porque tenga más o menos detractores o tenga más o menos defensores”, dijo.