Hoy Evo Morales cumple 10 años de Gobierno. Ayer, en la localidad de Tiahuanaco, valoró la permanente compañía de los sectores sociales como de la población boliviana en un proceso de revolución cultural que comenzó a dirigir en el año 2006.

“En este acto pequeño, pero de mucha importancia aprovecho esta oportunidad para expresar nuestro agradecimiento en estos 10 años de servicio al pueblo boliviano, nunca nos hemos sentido abandonados por los movimientos sociales, indígenas, originarios como el Pacto de Unidad, siempre han acompañado la revolución cultural”, dijo Morales.

Además aseguró que junto al pueblo unido, “todo es posible”.

“No sé cómo pasaron 10 años ya había sido de una gestión de una revolución de cambios, pero sobre todo nuestros hermanos, dirigentes de distintos sectores deben reflexionar y gracias a ellos porque garantizado la estabilidad social“, agregó.

Se trata de una década en el poder donde Bolivia ha conseguido algunos logros como la nueva constitución, avances en la paz social, la gobernabilidad y estabilidad política, en el que se celebró la nacionalización de los hidrocarburos, modernización y crecimiento económico al 6%. 

Sin embargo, desde el escenario y posicionamiento internacional, no todo es alegría para Morales ya que ha sido flanco de críticas por el tema de extractivismo y personalización del poder. 

Según informa Elbolivianoenvivo.com, Morales juró por primera vez para guiar el destino de los bolivianos en 2006, en una ceremonia similar a la que se registró 10 años después.

Cabe destacar que el 21 de octubre pasado, Morales batió récord de permanencia en el Gobierno, al cumplir nueve años, ocho meses y 27 días de mandato, con lo que superó el tiempo de administración del Mariscal Andrés de Santa Cruz (1829 – 1839).