El presidente de la comisión investigadora de la Cámara de Diputados por el denominado Milicogate, Jaime Pilowsky, se mostró molesto porque el miércoles el ex jefe de la División de Mantenimiento de la institución, el general (r) Héctor Ureta, reveló que hubo borrones del computador en la unidad de Comando de Apoyo de la Fuerza (CAF).

Según informó el diario La Segunda, el diputado de la DC criticó que aquí al parecer “se ha hecho costumbre botar computadores a canales y borrar los discos duros para esconder información”. 

Por esto, Pilowsky decidió citar a declarar a la comisión al ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba por ser superior jerárquico en los años en que se producía el fraude (2010 y 2014).

El líder de la comisión investigadora destacó que “Ureta confirmó que se robó información relevante durante la investigación. Mi preocupación es conocer cuáles son los protocolos en materia de informática del Ejército”. 

Además agregó que “a partir del 2012 algo pasó en CAF que los controles se diluyeron y pasaron a ser inexistentes para el pago de facturas. Tenemos que saber quién es responsable”. 

También se informó que Pilowsky también citará a los generales (r) Iván González y Jorge Salas que estuvieron a cargo de la unidad durante los años antes mencionados.

Además del problema, la preocupación de dicha instancia de la Cámara de Diputados apunta a saber si se está trabajando en recuperar la información borrada.

Por esto es que citarán al personal encargado del área informática para saber la pega que están haciendo por el hecho que se produjo después de que el cabo Juan Carlos Cruz y el General Clovis Montero fueran detenidos.