Tenía 33 años y su nombre se asociaba a la fotógrafa más prometedora de su generación. Leila Alaoui fue asesinada la pasada semana en un ataque terrorista que dejó otros 29 muertos en el hotel Splendid de Ouagadougou, la capital de Burkina Faso. Al Qaeda en el Magreb Islámico reventó sus muros, primero con un coche bomba y luego con un intenso tiroteo y el secuestro de más de cien personas.

En ese momento, Alaoui estaba trabajando para Amnistía Internacional, retratando a mujeres trabajadoras. Se encontraba aún fuera del recinto, junto con su conductor, Mahamadi Ouédraogo, cuando se vieron rodeados de disparos. La joven falleció en un hospital, tras estar dos días tratando de superar sus graves heridas en piernas y torso. Llegó a estar consciente, a hablar con su familia, pero no pudo superar el último ataque al corazón.

Alaoui, nacida en Francia y criada en Marruecos, se había convertido en un ejemplo de la mujer árabe “sin ataduras, con presencia en el mundo del arte, una visionaria que trataba temas como la inmigración o los derechos de la mujer”, como ha afirmado su prima Yalda Alaoui al diario británico The Independent, justo tras el entierro de la periodista en Marrakech (Marruecos), un sepelio al que acudieron más de mil personas, muchas de ellas mujeres, sin velo, sin miedos.

La fotógrafa estudió en la Universidad de Nueva York y sus imágenes se han expuesto en todo el mundo. Era una habitual en publicaciones de referencia como The New York Times y Vogue. Las fronteras, las razas, las religiones, las diferencias de sexo, fueron siempre el eje de su trabajo.

“Era joven, era hermosa y tenía talento”, han dicho Jean-Luc Monterosso, director de la Casa Europea de la Fotografía, y Jack Lang, presidente del Instituto del Mundo Árabe, en un comunicado conjunto en Facebook, según citó HuffingtonPost. “Era una artista radiante. Luchó para devolver la vida a la sociedad del olvido, a las personas sin hogar, a los migrantes, con la fotografía como su única arma. Ella fue una corresponsal de la paz”, abundan. En España su trabajo saltó a la luz por uno de sus trabajos más festivos: los retratos que le hizo a Neymar, el jugador del FC Barcelona.

Revisa algunos de sus trabajos a continuación:

#India

Una foto publicada por Leila Alaoui (@leilaalaoui) el

Photoshoot #India Una foto publicada por Leila Alaoui (@leilaalaoui) el