A través de Twitter el Presidente de la Juventud UDI, Felipe Cuevas, volvió a ser protagonista. Esta vez, porque se compartió y viralizó una supuesta carta en la que varios dirigentes regionales de la colectividad le pedían al presidente del partido, Hernán Larraín, la renuncia de su líder.

En conversación con eldesconcierto.cl, el presidente de la Región Metropolitana de la Juventud UDI, Harold Wistuba, reveló que “hubo una carta presentando ciertas críticas, que es algo normal, que se hace siempre de parte de los presidentes regionales hacia la directiva de turno, diciendo en qué se puede mejorar y en qué no. En efecto hubo una carta, pero no es la que anda circulando, nunca se pidió la renuncia ni mucho menos”.

El documento al que se refiere Wistuba se entregó a principios de diciembre del año pasado en el consejo del partido opositor, y en él contenía “críticas, sugerencias que se le hace a la directiva de cómo se pueden hacer mejor las cosas. Luego hubo un consejo, las cosas se conversaron, está todo bien, todo solucionado”, explicó.

Consultado por cuánto se parecía el documento oficial al que se destapó en la red social, Wistuba dijo que “más allá de hablar de la carta en sí, o de cuánto se puede acerca o alejar, no es la carta. Entonces no me podría hacer cargo de una carta que no es la que nosotros presentamos. La nuestra nunca fue presentada públicamente, sólo se le mostró en el consejo a Hernán Larraín y a Felipe Cuevas”.

Ha pasado más de un mes y ya no tiene ningún sentido para nosotros, que presentamos la carta, ni para la directiva. Ya se solucionó el tema”, agregó.

Respecto a las motivaciones que habrán tenido para falsear el texto, aseguró que “no entendemos los motivos que habrá tenido quién lo hizo, si es que vino de adentro o si es que no. Lo cierto es que quién lo hizo, algo de información debe tener”. 

Sobre las últimas apariciones del Presidente de la Juventud UDI en los medios, reflexionó que “siendo Felipe o siendo otro, hablando o no hablando, haciendo o no haciendo, vamos a estar en el foco igual. Más allá de aciertos o errores que haya tenido en la prensa, siempre van a buscar la forma de ridiculizarnos o atacarnos. Y en ese sentido las redes sociales están bien agresivas”.

Acerca de la gestión de Cuevas, Wistuba concluyó que “estamos a un par de meses que se voten las nuevas directivas y la relación es buena. Se está trabajando en conjunto aunque siempre hay diferencias. Las cuales se conversan directamente y se arreglan. Pero más allá de diferencias, las críticas propias que uno puede tener de las gestión que se está dando, no es nuestra manera de actuar enviar una carta pidiendo la renuncia”.

“La UDI siempre ha sido un partido muy atacado de forma muy virulenta”

Consultado por eldesconcierto.cl, Felipe Cuevas compartió esa opinión y dijo que “resolvemos nuestros problemas de manera interna. La carta la encuentro bastante precaria, me sorprende la calidad, salen nombres cambiados. Hay una clara intención de hacer daño”.

“Históricamente la UDI siempre ha sido un partido muy atacado de forma muy virulenta por la izquierda. Las razones las desconozco. Imagino que es porque hoy en día somos la oposición al gobierno. Entonces saben que a quién tienen que pegarle es a la UDI y siempre están pendientes del error o de descontextualizar alguna frase”, ahondó Cuevas.

En ese sentido, recordó que “el otro día mandé una carta donde comparaba dinámicas, dos dimensiones, respecto a cómo está instaurado el concepto de pillería. Que finalmente el hueón que se cola en una fila, el hueón que se copia en una prueba, es un sin verguenza de mierda. Igual que el que se colude. Entiendo que las sanciones son absolutamente distintitas por el daño que se genera. Pero ahí obviamente hubo una intensión de sacar de contexto, de que yo lo ponía al mismo nivel”.

Cuevas además lanzó críticas al debate a través de estas plataformas: “Eso obedece también a un fenómeno de las redes sociales, donde los encapuchados, como los denomino yo, los barras brava, se hacen un festín, publican 140 caracteres donde es muy difícil armar un debate. Veo mucha virulencia de lado y lado, en ese sentido yo siempre he sido súper justo. Es más, en la última carta, salió incluso Copano como a poner paños fríos de que esta cuestión ya era una fijación conmigo”.

Para concluír, el presidente de la Juventud UDI dijo que “lo que uno tiene que esperar, es que los medios pluralistas que buscan ampliar el debate, no caigan en el panfleto y no caigan en la cuña vendedora. Sino que al final contribuyan al debate de fondo, porque sino, vamos a terminar con un país cada vez más crispado que yo creo que le hace bastante daño”.