Ya no correrá el sistema de acreditación de medios para las giras presidenciales. Así lo informó la jefa de prensa de Michelle Bachelet, Haydée Rojas. Ahora se definirían arbitrariamente los cupos desde la presidencia.

Esto se dio justo antes de su viaje a Ecuador el día de hoy,  país que visitará a propósito de la cumbre de la CELAC y que será el último viaje con el sistema antiguo. El próximo, fechado para el jueves en dirección a Cabo de Horno, ya tendrá el sistema nuevo.

Desde La Moneda se argumentó que la medida responde a un tema de logística y busca abaratar costos, mientras otras fuentes dicen que se ha perdido confianza por parte del equipo presidencial a los periodistas, luego de que se fotografiaran conversaciones privadas y se grabaran.

El ministro vocero de Gobierno Marcelo Díaz  explicó que “en los viajes presidenciales siempre ha habido cierto cupo limitado. Se han utilizado distintas modalidades: de inscripción, de sorteo, y esta vez se usó un procedimiento distinto”.

Por otro lado, parlamentarios de oposición presentaron un requerimiento ante la Contraloría General de la República para solicitar la creación de un dictamen que prohíba “expresamente a las autoridades de gobierno discriminar o seleccionar arbitrariamente a los medios de comunicación que participen en las giras oficiales”.