El fiscal a cargo del Caso Caval, Luis Toledo, conversó con diario El Mercurio a casi un año que estalló la causa y explicó que no existen antecedentes para acusar al hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, por la causa en la que a su esposa, Natalia Compagnon, formalizarán este viernes.

“Respecto del señor Dávalos no hay ningún antecedente que me permita solicitar la audiencia de formalización en contra de él. Esto no es un acto arbitrario: simplemente se funda en los antecedentes de la carpeta de investigación” dijo Toledo.

Toledo también se refirió al alto interés mediático y público que ha tenido el caso: “Otra cosa es la pretensión punitiva de la ciudadanía, pero ni nosotros como fiscales, ni ningún órgano que ejerza esta función va a hacer esto para satisfacer las necesidades del público”. 

El fiscal insistió que tras varias diligencias, en la causa no existen motivos para acusar a Dávalos. “En esta causa y en otras en contra de algunas personas -y de pocas personas- uno adopta medidas intrusivas más severas. En concreto, registrar la casa de unas personas, registrar sus correos electrónicos privados e institucionales, sus cuentas corrientes bancarias. Si con todos esos antecedentes yo no he solicitado la audiencia de formalización, es porque de esos antecedentes, respecto del señor Dávalos no existe ningún antecedente“, detalló.

Respecto a la polémica reunión entre Dávalos, su esposa Natalia Compagnon y el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, negó la existencia de tráfico de influencias.

“No había ningún funcionario público que sostenga esa reunión y, en consecuencia, no es posible atribuir responsabilidad penal por ese hecho”, explicó Toledo.