Luego del fuego cruzado que protagonizaron la DC y el PC por las diferencias que han tenido por la anulación de la Ley de Pesca y la reforma laboral, el ministro Secretario General de Gobierno, Marcelo Díaz, trató de conciliar el ambiente crispado e hizo un llamado para que los integrantes de la Nueva Mayoría moderen su lenguaje entre ellos.

El vocero de La Moneda dijo en ese sentido que “diferencias va a haber siempre, no me imagino un sistema democrático en donde no haya diferencias. La política es por esencia la expresión de distintos puntos de vista y uno lo spuede expresar con más o menos serenidad, ojalá siempre fuera con más serenidad”. 

“Creo que la gente espera menos ruido, menos peleas, más debate de ideas y ojalá construcción de acuerdos”, agregó.

Además, Díaz propuso que “podemos y debemos hacer un esfuerzo para que el tono de nuestros debates públicos esté a la altura de lo que los chilenos se merecen y cada uno en esto tiene que asumir su cuota de responsabilidad y hacer su aporte”.

Ayer en el Congreso, el presidente de la DC, Jorge Pizarro y su par del PC, Guillermo Tellier tuvieron un encuentro para superar las diferencias.

A la salida de la cita, Teillier comentó que “tratamos de aclarar al máximo los puntos de divergencias y acordamos no seguir con estas polémicas respecto de temas que nos han tenido en la palestra. Acordamos poner todo nuestro esfuerzo y empeño, como presidentes de partidos, para tratar de aprobar el máximo de leyes ahora en enero y en marzo, y centrar el esfuerzo en los acuerdos electorales para enfrentar la elección municipal”. 

“Nosotros vamos a hacer todo por la permanencia de la Nueva Mayoría. Nos parece que la unidad que se ha mantenido, a pesar de ciertas divergencias, ha sido fundamental para seguir adelante”, agregó.

De todas formas, el mandamás del PC aseguró que no van a retirar la iniciativa para anular la Ley de Pesca y dijo que la mesa de trabajo iniciada por el Gobierno “tendrá que seguir su camino”.