La Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales de la Región Metropolitana de la Policía de Investigaciones (BIDEMA), realizó este lunes 25 de enero una inspección del terreno ubicado en calle Antupirén 10.001, para verificar las faltas a la verdad en el “informe ambiental” anexado a la Evaluación Ambiental Estratégica de la modificación del Plan Regulador Comunal de Peñalolén.

Dicha diligencia fue decretada por el Ministerio Público, a través de la Fiscalía de Peñalolén, tras acogerse a tramitación el 11 de diciembre en el 13º Juzgado de Garantía de Santiago, una querella criminal interpuesta contra quienes resulten culpables en calidad de autores, cómplices o encubridores  del delito contemplado en el artículo 193 Nº4 del Código Penal, que sanciona al funcionario público que comente falsedad abusando de su oficio, “faltando a la verdad en la narración de hechos fundamentales”.

Puntualmente, los querellantes imputan que el informe municipal niega la presencia de bosque nativo y otras especies arbóreas relevantes en la zona, haciéndolo pasar por un sitio eriazo, a fin de poder modificar la densidad poblacional en el plan regulador y destinar los terrenos hoy en proceso de expropiación a la construcción.

“Estamos ante un abierto fraude a la institucionalidad ambiental. Mediante informes ambientales falsos en su contenido, se pretende hacer pasar a un área cubierta de bosque nativo como sitio eriazo. Con ello, se buscar burlar las normas que protegen estos terrenos, particularmente vulnerables y cuya conservación es fundamental para toda la ciudad”, señaló el abogado patrocinante de la querella, Luis Mariano Rendón.

Al respecto Manuel López, presidente del Comité Vecinal de Seguridad Ciudadana y Centro de Desarrollo “Los Queltehues”, querellante en la causa, señala que como vecinos esperamos que se respeten las condiciones de vida que tenemos y que no se cambien arbitrariamente sin consulta y pasando a llevar incluso el mandato que hizo toda la comunidad en un plebiscito realizado en la comuna hace unos años y que ahora se borra con el codo por intereses mezquinos.

Que la PDI se constituyera en el terreno da inicio a una investigación que será entregada a la fiscalía para que decida los siguientes pasos, que de acuerdo a lo que solicitamos en la querella, sería el interrogatorio de los funcionarios responsables del informe falso que se emitió para lograr la aprobación ambiental de esta modificación del plan regulador, recalcó finalmente Rendón.