El pasado miércoles fue aprobada la ley de Fortalecimiento y Transparencia de la democracia, que incluía los polémicos “aportes menores sin publicidad” o financiamiento anónimo a la política. Estos tendrán un monto límite de $1.025.000 por cada persona natural. Solo sabrán quien hizo la donación el Servel, el candidato y el benefactor.

El proyecto fue ampliamente aprobado con 77 votos a favor, 12 en contra y 10 abstenciones. Entre los votos de aprobación se encontraban los de los diputados Gabriel Boric (Izquierda Autónoma) y Giorgio Jackson (Revolución Democrática). Consultado por eldesconcierto.cl, el parlamentario por Magallanes justificó que todas las modificaciones introducidas por el Senado se votaron como paquete, dentro de los que estaban los aportes anónimos y otros como la delimitación de espacios de propaganda.

“Pensamos qué hacer, porque si se rechaza, queda lo que tenemos hoy, que es aportes reservados de empresas con montos mucho más altos. Era la ultima votación posible y se votaba como paquete. Yo evidentemente estoy en contra de los aportes anónimos como lo he señalado en todas partes. Esto se había eliminado en la Cámara y el problema de votar en contra era que nos dejaba sin regulación para las municipales y eso hubiese sido más desregulación aún. Yo prefiero tener esto ahora y hacerle modificaciones, que sin duda las vamos a impulsar y en ningún caso estoy de acuerdo con los aportes reservados”, afirmó Boric.

Consultado sobre porqué no abstenerse en la votación -como lo hizo la bancada del PC- aseguró que “abstenerse me parece que es una señal confusa, porque uno se abstiene cuando no tienes posición frente a algo y si la tengo, estoy en contra de los aportes anónimos, pero sin embargo me hubiese parecido más grave que por la irresponsabilidad del Senado nos termináramos quedando sin tipo de regulación para las municipales”.