Continúan apareciendo nuevos antecedentes en el caso SQM. Ahora con una nueva vinculación al ex senador UDI y ex ministro de Economía, Pablo Longueira. La revista QuéPasa publicó una serie de correos electrónicos entre el rostro del gremialismo y el ex gerente general de la minera, Patricio Contesse, donde se revelarían la influencia de la compañía en la tramitación de la ley de royalty. 

Los textos que se enviaron Longueira y Contesse corresponden al año 2010, momento en que el Gobierno de Sebastián Piñera estaba definiendo una fórmula para su proyecto. 

De acuerdo a la publicación, “hubo entonces varias comunicaciones secretas, que hoy están en poder del Ministerio Público, y que arrojan luces sobre otro tema: el nivel de influencia y alcance de los tentáculos de Soquimich (SQM). Se trata de cuatro correos electrónicos que se habían mantenido guardados bajo estricto secreto en la carpeta investigativa del caso”.

“El primer e-mail registrado entre los antecedentes de la Fiscalía data del 10 de agosto de 2010, justo en los días en que el gobierno y la oposición intercambiaban propuestas para dar forma al nuevo proyecto de impuesto específico a la minería que ingresaría, según se estimaba en ese momento, los primeros días de septiembre”, continúa la investigación.

Durante la tarde de ese día, bajo el asunto “royalty”, Longueira le reenvió a Contesse un documento escrito por el senador Ricardo Lagos Weber, donde este le comentaba a Longueira su opinión sobre la materia.

“Pablo, para tu consideración. salu2s, lakes”.

Según la publicación, el senador PPD había sido uno de los más duros detractores del proyecto original y ahora le planteaba en privado a su par UDI algunas ideas que, a su juicio, cimentarían un acuerdo con el bloque opositor. El correo llevaba un archivo adjunto bajo el nombre: Minuta RLW Royalty2.

“Pato, en la reserva de nuestras conversaciones te envío el texto privado que me mandó Ricardo. Él está pensando en esto. Llámame después de leerlo, para comentarlo. Un abrazo. Pablo”.

Una hora después, el ex senador UDI recibió una detallada respuesta de su interlocutor, enviada desde su iPad.

“Pablo lo más complicado es que se busque un royalty a futuro en función de las ventas y no de las utilidades pues eso podría implicar que mineras podrían tener que cerrar si sus márgenes son malos, o podría en tiempos de precios malos hacer cerrar a operaciones en virtud de un impuesto, que al estar relacionado a las ventas y no las utilidades, colocaran a esas empresas en pérdidas. Si fuese por los márgenes a lo mejor podrían haber continuado operando y una medida totalmente artificial las colocaría fuera de las operaciones. La calidad de los yacimientos, por una serie de factores, leyes, dimensión, infraestructura, logística, etc., tendrá por esta naturaleza resultados muy diferentes, no hay forma lógica que se homologue un impuesto común sobre los ingresos, lo que por márgenes tan diversos es imposible de homologar”, decía parte del correo.

La comunicación continuó y los antecedentes de la Fiscalía muestran otros dos correos electrónicos, fechados el 1 de septiembre, mismo día que el nuevo proyecto del gobierno ingresó a la Cámara de Diputados. A las 16.04, Pablo Longueira le escribe a Contesse desde su cuenta de Hotmail:

Estimado Patricio. Te envío texto que ingresó al Congreso. Espero tus comentarios. Un abrazo. Pablo”.

17 minutos después, el ex gerente general de SQM acusa recibo del mensaje.

“Pablo en la ley quedó la redacción del asunto de la minería chilena. Atentamente. Patricio Contesse”.