El senador RN por la Araucanía Alberto Espina ha sido uno de los principales defensores del control preventivo de identidad, parte de la ley corta antidelincuencia aprobada la semana pasada por el Parlamento y que ha recibido numerosas críticas desde Unicef, expertos y hasta la propia Nueva Mayoría.

Hace una semana, Espina aplaudió por Twitter la indicación que castiga con pena de cárcel a quien agrede a un carabinero, aunque este no tenga señales visibles de lesión.

Y esta mañana, en conversación con Cooperativa, el senador volvió a la carga: “Esta norma es muy similar a la que existe en España, Alemania, Italia, porque toma todos los resguardos para evitar abusos por parte de la Policía. Si se llega a producir el abuso, el policía tiene tres años de cárcel”.

“Se han dicho cosas absolutamente falsas.Yo veo lo que sale publicado y digo ‘parece que nadie ha leído el artículo 12’ que es lo que se aprobó”, agregó Espina.

Sobre el control preventivo, aseguró que si “la persona se niega a identificarse, lo que ya parece bastante curioso, el policía tiene que darle todas las facilidades en el mismo lugar para que llame por teléfono a sus parientes y si finalmente reitera su negativa lo traslada a una unidad policial, y si es un mayor de edad al cabo de cuatro horas se termina el procedimiento y si es menor se le avisa a los padres en un máximo de una hora”.