La presidenta Michelle Bachelet puso freno a su caída libre en la encuesta Adimark y alcanzó un 28% de aprobación según los resultados de la última encuesta Adimark. La última medición de diciembre había situado su apoyo en un 24%, el mínimo histórico entre sus dos gestiones como mandataria. La desaprobación también bajó considerables 7 puntos, de 71% a 64%.

La principal razón del repunte sería la implementación de la gratuidad en educación superior. La aprobación de la reforma impulsada por el gobierno alcanzó un 54%, el mejor porcentaje que ha tenido la iniciativa. También se registró un alza en el ítem educación y en el apoyo a la ministra de la cartera, Adriana Delpiano.

Quienes no se salvan por ningún lado son las coaliciones políticas y el Congreso: Mientras la Nueva Mayoría tiene un 23% de aprobación y 67% de desaprobación, Chile Vamos -medido por primera vez bajo ese nombre- tiene un 20% y 69% de apoyo y rechazo respectivamente. En peor posición continúa la Cámara y el Senado, ambas con más de un 80% de rechazo.