Chile Mejor sin TPP es el nombre de la organización ciudadana que se ha movilizado sin descanso para que nuestro país no adhiera al Acuerdo Transpacífico porque, aseguran, es un “tratado comercial que amenaza derechos humanos y la soberanía nacional”. La lucha ha sido dura y ayer se materializó en un fracaso cuando el canciller Heraldo Muñoz firmó TPP, cuya ratificación queda ahora en manos del Congreso.

Razones le sobran a la plataforma para oponerse al tratado que une el destino de Chile con otras once naciones, entre ellas Perú, Estados Unidos y Japón. Obliga a la ratificación de la Ley Monsanto, que privatiza las semillas y no permite prácticas tradicionales de intercambio. También extiende los derechos de laboratorios farmacéuticos sobre los medicamentos que crean, lo que retrasa la fabricación de genéricos y por lo tanto aumentan de precio los remedios. Algo similar ocurre con los derechos de propiedad intelectual en internet, permitiendo que los proveedores censuren contenido sin intervención de organismos externos.

“Cuando el gobierno y la SOFOFA hablan de los beneficios del TPP, no se refieren a un país y a su pueblo; se refieren en realidad a los dueños de Chile, esa casta privilegiada a la que por décadas se han subordinado las decisiones políticas y económicas”, señala Eduardo Giesen, ambientalista y vocero de Chile Mejor Sin TPP.
“Cuando el gobierno y la SOFOFA hablan de los beneficios del TPP, no se refieren a un país y a su pueblo; se refieren en realidad a los dueños de Chile, esa casta privilegiada a la que por décadas se han subordinado las decisiones políticas y económicas”, señala Eduardo Giesen, ambientalista y vocero de Chile Mejor Sin TPP.
Cabe destacar que el El TPP se viene discutiendo desde el año 2010 y toda la negociación ha sido a puertas cerradas -las únicas invitados a participar fueron grandes empresas-, de hecho hasta finales del año pasado el único conocimiento que se tenía del contenido de sus 30 capítulos fuegracias a filtraciones que hizo Wikileaks del documento.

El clave rol del Congreso

Se perdió una batalla, pero no la guerra. Ese es el lema que caracteriza a la Plataforma Chile Mejor sin TPP, que esta mañana anunció distintas acciones a nivel nacional e internacional que llevarán adelante a fin de frenar la aprobación del tratado en el Congreso.

La idea es generar masivas manifestaciones, tanto en las calles como en redes sociales, además de conseguir reuniones con los parlamentarios de cada zona. Y es que es precisamente en el Senado y la Cámara de diputados donde tienen que buscar adeptos a su postura, considerando que la ratificación exige un quorum de mayoría simple (50% más uno) -a excepción de puntos específicos que requieres de 4/7, como modificaciones al Banco Central-.

En la plataforma ya participan cinco parlamentarios: Gabriel Boric (IA), Giorgio Jackson(RD), Alejandro Navarro (PS), Gaspar Rivas (ex RN) y Camila Vallejo (PC). Además, otros políticos han manifestado suspicacias. Es el caso de Alfonso de Urresti (PS), Jacqueline Van Rysselberghe (UDI), Juan Pablo Letelier (PS), Luis Lemus (PS), Maya Fernández (PS), Fidel Espinoza (PS), Daniel Melo (PS), Fuad Chahin (DC) y Karla Rubilar (ex RN).

 

La tarea no es fácil, pero en la plataforma ya participan cinco parlamentarios: Gabriel Boric (IA), Giorgio Jackson(RD), Alejandro Navarro (PS), Gaspar Rivas (ex RN) y Camila Vallejo (PC). Además, otros políticos de distintos colores ya han manifestado que el tratado les genera suspicacias. Es el caso de Alfonso de Urresti (PS), Jacqueline Van Rysselberghe (UDI), Juan Pablo Letelier (PS), Luis Lemus (PS), Maya Fernández (PS), Fidel Espinoza (PS), Daniel Melo (PS), Fuad Chahin (DC) y Karla Rubilar (ex RN). A raíz de esto el senador Navarro ya ha hecho un llamado a formar una bancada parlamentaria contra el TPP.

Para transparentar las posiciones al interior del Congreso, la página chilemejorsintpp.cl se ha preocupado de incluir el pronunciamiento de cada parlamentario para ir calculando los votos que les restan para generar el rechazo. “Otro aspecto que se esta evaluando, dado afectación a derechos humanos, es una posible solicitud de paso del tratado por el Tribunal Constitucional”, asegura Paulina Acevedo, otra vocera de la plataforma.

Las movidas no se quedan en casa, y es que la plataforma ya está buscando ayuda a nivel internacional. Una de ellas es generar vínculos con organizaciones internacionales que se oponen al TPP. “Queremos articularnos internacionalmente a fin de generar una campaña hacia los parlamentos con las sociedades civiles de los restantes países”, explica Acevedo. Con eso les ha ido bastante bien, de hecho hoy inicia en Perú un encuentro al respecto y la semana pasada se celebró uno en México.

Tampoco descartan acudir al derecho internacional, ya que, según plantean, la falta de una consulta indígena en el país antes de firmar el TPP es una grave falta al Convenio 169 de la OIT, que establece que todas las medidas administrativas o legislativas susceptibles a afectar los derechos indígenas deben ser consultadas por el Estado. “Todos los tratados de libre comercio promueven un aumento de flujo de importaciones y exportaciones. Esto, en un país extractivo como Chile, implica profundizar industrias como la forestal y la minera, todo afectando a comunidades indígenas”, asegura Acevedo.

La tramitación del tratado se espera para este primer semestre.