El Intendente Metropolitano (s) David Morales Nordetti señaló que la posición del Gobierno ha sido invariable en cuanto a proteger la salud y la seguridad de la población, los trabajadores y el Medio Ambiente.

En este sentido, y tal como se señaló el pasado martes 03 de febrero, el cumplimiento de las condiciones sanitarias, medioambientales y de seguridad por parte del Consorcio Santa Marta son fundamentales para modificar las resoluciones, tanto administrativas como judiciales, que mantienen la clausura total del relleno sanitario en cuestión.

Según un comunicado de la Intendencia, “al día de hoy, dichas condiciones no han sido cumplidas completamente por la empresa, por lo que la decisión de la ilustrísima Corte de Apelaciones de San Miguel no representa ninguna sorpresa ni contradicción a lo que hemos señalado”.

Comprendemos y solidarizamos con la situación de los recolectores de basura e insistimos que no pueden ser los trabajadores quienes asuman los costos de un problema que generó la empresa Consorcio Santa Marta.