La mañana de este domingo, Corea del Norte lanzó un misil de largo alcance, desafiando las advertencias de la comunidad internacional, lo que generó de inmediato una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York.

La reunión fue solicitada por Estados Unidos y Japón, miembros del Consejo, y Corea del Sur.

El lanzamiento norcoreano se produjo desde la base de Dongchang-ri, en el noroeste del país, alrededor de las 9 horas locales del domingo (21:30 horas del sábado en Chile), agregó la fuente.

Esto “es absolutamente intolerable” dijo el primer ministro japonés Shinzo Abe la mañana del domingo, apenas conocido el disparo.

Desde Estados Unidos calificaron el hecho como “desestabilizador y provocador”.

“Los programas de misiles y armas nucleares de Corea del Norte representan serias amenazas para nuestros intereses, incluyendo la seguridad de algunos de nuestros aliados más cercanos, y socavan la paz y la seguridad en la región”, dijo la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, en un comunicado.

La última violación a las resoluciones de la ONU fue el ensayo nuclear norcoreano realizado el 6 de enero.

El vuelo pre orbital fue planeado para sobrevolar el Mar Amarillo y el Mar de Filipinas. Tanto Corea del Sur como Japón habían advertido que derribarían el misil si su trayectoria lo ponía en un curso de amenaza a sus respectivos países.