Ni femenino ni masculino, “intersex” sería la nueva y tercera opción ante la pregunta del sexo del recién nacido. La propuesta la hizo el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) para abordar ciertas situaciones en las que aún no está claro si un bebé es hombre o mujer por nacer con intersexualidad.

“Las cirugías sólo realizarán cuando la persona intersex pueda decidir sobre su propio cuerpo. Sin embargo, en relación al sexo registral, la circular no ofrece alternativas, ni soluciones”, indicó la activista trans, Paula Dinamarca.

La intersexualidad es una anomalía que se caracteriza por una discrepancia entre el sexo y los genitales de la persona, lo que posibilita que tenga características, genéticas y fenotípicas, de hombre y de mujer. Por ejemplo que aparentemente tenga testículos pero que como no han descendido puedan ser ovarios.

La iniciativa del Movilh se da luego de que el Ministerio de Salud lanzara, el pasado 22 de diciembre, una circular que prohibe someter a cirugías a personas intersex recién nacidas. “Con esta circular el Minsal dio un importante paso en a favor de los derechos humanos, pues las cirugías sólo realizarán cuando la persona intersex pueda decidir sobre su propio cuerpo. Sin embargo, en relación al sexo registral, la circular no ofrece alternativas, ni soluciones”, indicó la activista trans Paula Dinamarca, según consigna El Mostrador.

A la petición, que será estudiada, se suma la idea de que existan protocolos de orientación a las familias que enfrenten esta situación, lo que fue aceptado por la ministra Carmen Castillo.