La rotura en una cañería que trasporta material de la empresa minera Anglo American obligó a evacuar a pobladores que residen cerca del sector de Quilapilún, en la comuna de Colina al norte de la Región Metropolitana. La orden de evacuación fue dada por la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), que constató las filtraciones.

La Onemi habló de relaves mineros, que son los desechos tóxicos provenientes de los procesos de la minería y una mezcla de minerales, alertando a la población de no beber agua hasta que se aclarara la naturaleza del material que a esas alturas ya había enturbiado las aguas del río Colina. 

La Onemi habló de relaves mineros, que son los desechos tóxicos provenientes de los procesos de la minería y una mezcla de minerales, alertando a la población de no beber agua hasta que se aclarara la naturaleza del material que a esas alturas ya había enturbiado las aguas del río Colina.

Los habitantes mostraron preocupación de que la contaminación del agua por metales pesados les impida el consumo del líquido a ellos y sus animales. La empresa, por su parte, aseguró que “la pulpa filtrada en este incidente contiene material rocoso molido y mezclado con agua, y no se trata de relaves del proceso minero”.

Las causas del incidente están siendo investigadas.