Para el mediodía está programada la reunión entre la Intendencia Metropolitana y los trabajadores agrupados en la Federación de Empresas de Aseos y Jardines de rellenos sanitarios (Fenasinaj). Los trabajadores definieron hace unos días inciar una paralización de 24 horas, debido a la sobrecarga laboral producto del cierre del relleno sanitario de Santa Marta.

Si no hay acuerdo con las autoridades, 4 mil trabajadores de la Región Metropolitana paralizarán sus trabajos. “Si Santa Marta no se abre va a haber paro, eso ya está anunciado y así va a ser. Nosotros esperamos que nos den una buena respuesta a esta situación, ya que a los trabajadores se nos está complicando mucho”, aseguró a Cooperativa Armando Soto, presidente de los trabajadores de empresas de aseo.

Sin embargo, los vecinos de Talagante se han opuesto a los recolectores de basura, ya que esperan que el relleno sanitario continúe cerrado. “Queremos que se cierre en forma definitiva. Los recolectores no están mostrando sus problemas laborales, aquí hay presiones que me parecen indebidas, ya que ellos debieran dirigir sus demandas a los empleadores, que son los responsables de que se cumplan también los derechos laborales”, aseguró Andrés Zollner, vocero de la Coordinadora Asamblea Ciudadana de Talagante.