Es temporada de verano y los chilenos buscan aprovechar unas merecidas vacaciones en las costas del país. Chile tiene más de 8 mil kilómetros de costa y todos quieren empezar el año con la guatita al sol o capear el calor con un buen chapuzón en el mar.

Las playas del litoral central son de las más recurridas en estos meses de verano. La amplia costa de la Quinta Región incluye desde Santo Domingo hasta Papudo y entre ambos se encuentran de los principales balnearios del país. Aunque sean bastante diferentes entre ellos…

En eldesconcierto.cl hicimos un ejercicio: recorrer una de las playas más populares del país -Cartagena- para después hacerlo por el exclusivo sector de Cachagua, Zapallar y Papudo. Este es el resultado:

Densidad de gente en la playa

En Cartagena no importaba que un día antes haya estado clausurada la playa debido a la fragata portuguesa o que haya alerta de marajeda. La gente va igual a la playa. Y van todos: abuelos, abuelas, tíos, tías, padres, hijos, sobrinos, primos…Las familias completas instalan sus carpas y quitasoles, llevan algo para el refresco y comer y pasan el día entre jugando en la arena o disfrutando del agua.

En ciertos puntos de la playa, se hace difícil caminar debido a la densidad de gente que hay.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Pero en el exclusivo balneario de Zapallar las cosas son distintas. Los quitasoles de marca están prohibidos, al igual que las carpas y los paseos con perros. Para qué hablar de hacer picnic o tomar algo…

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

El cuidado del entorno del exclusivo balneario contrasta con la gran mayoría de las playas del país.

/Boris Yaikin

Papudo:

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Juegos playeros

Los niños en Cartagena encuentran juegos donde sea: enterrarse en la arena, hacer castillos, buscar una ola, una pelota de fútbol o una piscinita improvisada. Lo que sea para pasar bien el tiempo en familia.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Pero en Cachagua, las camisetas de fútbol y los calzoncillos son reemplazados por trajes de aguas cuerpo completo y los baldes por tablas para hacer bodyboard o surf.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

En Zapallar, los kayaks y tablas de agua están a la orden del día y hay para todas las edades.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Trajes de baño

Un clásico de las costas chilenas: la señora entra al mar con el vestido o el niño en calzoncillos. Qué importa, es verano y el agua refresca igual…

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Pero en Papudo y Zapallar, el bikini es infaltable.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Zapallar:

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Estado físico

La siempre mal ponderada ponchera cervecera se hace ver en el verano en Cartagena.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Y en Zapallar, el bikini y el cuerpo delgado es lo que prima.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Los invitados

La música fuerte, comida y alguna que otra cerveza escondida ante el paso de los marinos y carabineros llegan a Cartagena.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Y en Zapallar el contraste es increíblemente gráfico. La empleada doméstica o “la nana”, con uniforme incluido, espera a los niños…

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Entretención

Los niños lucen sus tatuajes temporales en Cartagena. La tiendita a orillas de la playa causa sensación entre los más pequeños. Y nunca falta la cajita de vino de la noche anterior.

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

En Cachagua hay clases de surf…

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin

Y en Papudo, el paseo a caballo de la familia gana las preferencias .

/Boris Yaikin

/Boris Yaikin