Increíblemente, las pruebas del despilfarro de Codelco están a la vista de todos y nadie las ha querido mirar. La estatal chilena acumula pérdidas que superan los 21 mil millones de dólares producto de vender cobre y otros minerales a un precio menor del valor del mercado.

En abril de 2015, el economista y presidente de la ONG Chile Cobre Julián Alcayaga presentó una querella ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago por malversación de caudales públicos en Codelco. Hoy la investigación está en manos de Macarena Cañas de la Fiscalía de Alta Complejidad, la misma que ha investigado bullados casos de corrupción como Cascadas y Soquimich.

La querella de Alcayaga clarifica cómo se dio el despilfarro de las platas de Codelco: Entre 2010 y 2014, durante el gobierno de Sebastián Piñera, la estatal perdió más de 17 mil millones de pesos producto de ventas de cobre, oro, plata y molibdeno a precios muy inferiores a los valores del mercado. “Al analizar los ingresos por ventas desde 2010 a 2013 y compararlos con las ventas de ejercicios anteriores, sobre todo de los años 2006 y 2007, no queda duda de que los ingresos de Codelco desaparecieron”, dice la querella.

Según explica el economista a Radio Universidad de Chile, en 2006 se acordó venta a futuro de 150 mil toneladas de cobre por parte de la minera Gaby, de Codelco. Se negoció a US$1.36 la libra, siendo que el precio promedio en 2010 fue de US$ 3.42. Esto generó pérdidas de US$ 681 millones.

“En esta operación no puede existir error o equivocación en la proyección futura del precio del cobre, sino que es una acción deliberada para perder dinero en favor de un determinado operador de estos mercados”, explicó Alcayaga.

Esto porque todas las consultoras especializadas estimaban un precio del cobre superior a los 2,30 dólares, lejos del 1,36, valor en que se comercializó.

Según los ingresos que el propio Codelco reconoce para 2014 y comparando al precio que debió haber obtenido según los valores de mercado, desaparecieron mil 579 millones de dólares.

“En 2010 se perdieron 4 mil millones de dólares por ventas a precios bajo el valor de mercado; otros 4 mil millones, en 2011, por el mismo concepto; y por lo menos 3 mil millones en 2012, 2013 y 2014, lo que totaliza pérdidas por 17 mil millones de dólares”, explica Alcayaga. A esto se suman 4 mil 670 millones de pérdidas en mercados a futuro. Y en total la suma alcanza los 21 mil millones de dólares de perjuicio para la estatal minera.

Lo increíble es que el desfalco de Codelco ha sido reconocido en repetidas ocasiones. En 2014 el actual ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, fue citado a la comisión investigadora de la Cámara de Diputados por los contratos de Codelco mientras era ministro de Hacienda de Ricardo Lagos. En la ocasión, Eyzaguirre reconoció que los contratos a futuro de Codelco fueron un mal negocio.

Alcayaga asistió en más de una ocasión, con información verificada, a la comisión a denunciar el despilfarro de la minera. Pero en las conclusiones, los parlamentarios estimaron que “en virtud de las pérdidas generadas por las negociaciones efectuadas en los ‘contratos futuros’, en más de una ocasión, se hace necesario efectuar una revisión respecto de la utilización de este instrumento, de forma que no generen a futuro perjuicios a la compañía”.

El actual ministro de Hacienda de Michelle Bachelet, Rodrigo Valdés, reconoció que en 2016 los excedentes de Codelco serán “cercanos a cero”. Lo que llama la atención, siendo Chile el primer producción mundial del metal y poseedor del 38% de las reservas de todo el mundo.