Noveno en un ranking de 64 países es la posición que ocupa Chile en términos de desigualdad educativa según un informe publicado hoy por  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El estudio analizó el impacto de la situación socioeconómica de los alumnos en su rendimiento escolar, concluyendo que en Chile un estudiante de bajos recursos tiene seis veces más probabilidades de tener bajo rendimiento.

El estudio analizó el impacto de la situación socioeconómica de los alumnos en su rendimiento escolar, concluyendo que en Chile un estudiante de bajos recursos tiene seis veces más probabilidades de tener bajo rendimiento. Sólo dos puestos más abajo que nuestro país se encuentra Estados Unidos, donde esas probabilidades son un poco menores a seis.

De los ocho países de Latinoa Emérica que participaron en el informe PISA 2012, en el cual se basó este estudio de la OCDE, sólo Argentina y México están por debajo de la media de los países de la OCDE en la relación entre rendimiento escolar y situación socio-económica.

En México, que ocupa el puesto 56, un alumno de bajos recursos tiene cerca de tres veces más probabilidades de no alcanzar el nivel mínimo de rendimiento establecido por la OCDE que los compañeros que gozan de mejor situación, mientras que Argentina se encuentra en el puesto 29 con una probabilidad de cuatro.

Entre los factores que inciden, además de la situación socio-económica, está el ser repitente, ser hijos de inmigrantes, tener sólo un progenitor, asistir a una escuela rural y una ineficaz política educativa por parte del Gobierno respectivo.