El criticado administrador del Palacio de La Moneda Cristián Riquelme entregó finalmente el detalle de su declaración de intereses y patrimonio, después de haber omitido el valor de sus activos en la declaración anterior amparándose en la ley 19.628 que permite a funcionarios públicos calificar cierta información como “dato personal no público”.

Sin embargo, después de que ayer por la tarde el ministro del Interior Jorge Burgos criticara la falta de información en el cuestionado funcionario ligado al caso Caval, Riquelme completó la declaración.

En total, acumula $569 millones en propiedades en Santiago, Chillán, y Lota. Riquelme recibe mensualmente $7 millones 385 mil por su puesto en La Moneda.

El funcionario ha estado en el ojo del huracán en los últimos meses debido a su conexión con los casos Caval y SQM. Riquelme -uno de los sobrevivientes de la “G-90” tras la salida de Peñailillo- estaría ligado al formateo del computador de Sebastián Dávalos antes de su renuncia a La Moneda. Además recibió en al gestor inmobiliario Juan Díaz. Riquelme también trabajó en la pre campaña de Michelle Bachelet con su empresa Somae, a cargo de manejar los cuestionados recursos. Recibió pagos de Giorgio Martelli que superan los 30 millones de pesos que estarían ligado al financiamiento irregular de la política.