El ex ministro de Eduardo Frei y Ricardo Lagos y actual agente ante la Corte Internacional de La Haya por el litigio entre Bolivia y Chile, José Miguel Insulza, no se inmutó a la hora de defender al hoy cuestionado dirigente gremialista Pablo Longueira, vinculado con el caso SQM y citado a declarar por caso Corpesca.

En entrevista con La Segunda, quien es uno de los nombres más connotados de la Concertación recordó el caso MOP-Gate de 2003, cuando Logueira promovió un gran acuerdo que regularizara la relación dinero-política. “Pablo Longueira es una persona que en un determinado momento prestó servicios importantes al país. Eso no lo exime de presentarse ante la justicia. No veo porqué tenemos que ser tan radicales. Una persona puede realizar actos muy importantes y yo los valoro mucho, cómo no los voy a recordar: evitó la ruptura del sistema de partidos cuando la DC se inscribió mal y por cierto los acuerdos de 2003. Son aportes que quedarán en su hoja de vida como grandes logros”, aseguró.

Sobre la divulgación de correos entre Pablo Longueira y el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, Insulza defendió a rajatabla la práctica: “El cumplió muchas buenas funciones, negocio muchas cosas y seguramente intercambió mucha información con muchos empresarios y gente del mundo de la política, y eso era perfectamente normal. Si hay alguna duda respecto de lo que hizo, eso lo verán los tribunales de justicia”.