El magnate Donald Trump, precandidato republicano para la presidencia de Estados Unidos, no se cansa de dar declaraciones polémicas que generan rechazo inmediato en todo el mundo.

Esta vez fue sobre la utilización de métodos de tortura por parte de agentes estadounidenses. A través de una columna en USA Today, aseguró que “aunque la efectividad de muchos de estos métodos puede ser cuestionada, nada debería quedar fuera de la discusión cuando las vidas de los estadounidenses están en riesgo. El enemigo está decapitando a los cristianos y los ahoga en jaulas, y nosotros somos demasiado correctos políticamente como para responder de la misma forma”.

Sobre el polémico método del “waterboarding” o “submarino” -consistente en un método de asfixia, dijo que “lo aprobaré inmediatamente y lo haré mucho peor”. El método ha sido duramente cuestionado por varias organizaciones de derechos humanos.

 

Trump se encuentra en plena campaña para lograr la nominación republicana para ser el candidato presidencial en las elecciones de noviembre. Según una encuesta defendida por CNN, el magnate alcanzaría un 38% de los votos en las próximas primarias de Carolina del Sur.