La Contraloría General de la República (CGR) ordenó revisar la firma del acuerdo que dio pie inicial al proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, acordado entre Aguas Andinas y AES Gener.

El contrato se dio hace cinco años y en él, ambas empresas definieron utilizar sus respectivos derechos de aprovechamiento de agua en favor del proyecto hidroeléctrico de Alto Maipo, que comprende la construcción de dos centrales en el Río Maipo, a 40 kilómetros de Santiago. El proyecto pertenece a la empresa de capitales estadounidenses AES Gener -en un 60%- y a Antofagasta Minerals -40%-, brazo minero del grupo Luksic.

Alto Maipo operaría gracias del agua de el embalse El Yeso y las lagunas Negra y Lo Encañado, todas en la zona del Cajón del Maipo.

La orden de revisión firmada por el contralor Jorge Bermúdez determinó que la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) “debe ejercer una fiscalización permanente sobre los actos de las concesionarias, debiendo pronunciarse sobre la legalidad de los mismos en caso de ser requerida”.

La Contraloría pide estudiar si el convenio entre ambas empresas representa una amenaza para la calidad del agua que utiliza Aguas Andinas, que tiene un objeto único de garantización de servicios sanitarios. Por lo mismo, el organismo fiscalizador pide determinar su el acuerdo se dio con criterios sanitarios y no eléctricos.

La SISS deberá pronunciarse respecto a estos requerimientos en un plazo de 15 días. Es decir, hasta el 2 de marzo.