En conversación con La Tercera, los sacerdotes jesuitas Eduardo Silva (rector de la Universidad Alberto Hurtado), Pablo Walker (capellán del Hogar de Cristo) y Juan Cristóbal Beytía (capellán del Techo para Chile) dieron su visión respecto de lo que fue la Jornada jesuita en la Casa de la Espiritualidad Loyola, que se viene haciendo por 35 años.

Al tratar la temática del matrimonio homosexual, Beytía partió de la base de que una pareja homosexual “sin duda es una familia, como espacio de crecimiento”. A pesar de esto, sostuvo: “Percibimos que en la institución del matrimonio hay una estabilidad del vínculo heterosexual permanente, en términos de complementariedad y de apertura a la vida”.

“El paso que tiene que dar la Iglesia, y toda la sociedad, es que la homosexualidad no sólo es algo a tolerar, sino que allí hay una riqueza de personas”, agregó el Capellán del Techo.

Sobre el aborto, Beytía manifestó: “La Iglesia siempre ha estado en favor de la vida. Lo estuvo en la dictadura, con la defensa de los DD.HH. y de aquellos que son más frágiles”.

Pero Pablo Walker agregó que había que ser consecuentes en el punto: “Tampoco podemos tener dobles estándares, con un discurso oponiéndonos al aborto y otro ignorando las condiciones de vida de ese recién nacido, en pobreza, hacinamiento, sin vivienda ni salud, o avalando a personas que no pagan impuestos, que no dan salarios justos o que no permiten que otros estudien. Eso es inaceptable. La vida hay que defenderla siempre”.