Durante el último tiempo, la ex ministra de Educación Mariana Aylwin ha hecho noticia por sus polémicas críticas al gobierno de la Nueva Mayoría. Una de ellas plasmada en la carta “Progresismo sin progreso: ¿El legado de la Nueva Mayoría para Chile?”, donde con otras 25 figuras importantes de la DC  pedía una “profunda corrección” al gobierno.

Pero esta vez los dardos de Aylwin van dirigidos a su propio partido, ya que cuestionó el liderazgo de su presidente, Jorge Pizarro, e hizo un llamado a la colectividad a definir su identidad.

“Hay un problema con la legitimidad. Su voz hoy día está cuestionada y eso hace que la legitimidad de sus opiniones tengan un peso menor”, dijo Aylwin sobre el presidente de la DC Jorge Pizarro.

“Pienso que a la DC le falta coraje. Por temor a descalificaciones, nos sumamos a posiciones que son más populares, en vez de decir que no. No defendemos lo que tenemos que defender y finalmente se impone una mirada que hace que el partido pierda su identidad”, aseguró.

Las declaraciones, que fueron dadas en entrevista con El Mercurio, adjudican la debilidad del partido a una división interna que según la ex ministra supone un “diálogo de sordos”. “El debate que la DC tiene que hacer es definir su identidad. Creo que hay un problema de división interna. En parte, es ideológica y, en parte, también tiene un carácter de disputa entre liderazgos distintos”, afirmó.

Y en cuanto a liderazgos con nombre y apellido, Aylwin no dudó en apuntar al propio presidente de la DC. “Lo he visto marcando puntos en el debate; sin embargo, hay un problema con la legitimidad. Su voz hoy día está cuestionada y eso hace que la legitimidad de sus opiniones tengan un peso menor”, aseguró.

Ante la pregunta de si el parlamentario debía renunciar a su cargo, dijo que “él tiene que decidir”. “Es una reflexión que él tiene que hacer y decidir en conciencia. En la situación en la que se ha visto envuelto, sea justa o no, porque no sabemos, hay un proceso en curso, tiene que ver con sus hijos, uno no puede previamente sancionar a una persona por una situación que está en proceso”, señaló. Luego añadió que “sin duda, el prestigio del presidente de la DC se ha visto muy cuestionado y eso afecta al partido”.