El día jueves, la rotura de una cañería en las faenas de Codelco Andina, en la ciudad de Los Andes, provocó un derrame en el Río Blanco. En el momento autoridades de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y la Dirección General de Aguas (DGA) llegaron al lugar para verificar un posible daño ambiental y también un impacto en la salud por el estado del agua del río Aconcagua.

“Está constituido un COE provincial y podemos señalar con total certeza que las comunas de Los Andes, Rinconada y Calle Larga y la provincia de Los Andes no tienen problemas de suministro, la empresa sanitaria ha tomado todos los planes de contingencia para asegurar que si esta emergencia se extendiera hay reservas suficientes para atender a esta comunidad”, dijo señaló el director nacional de Onemi.

“Lamentablemente (esto) demuestra que tenemos que tener muchas más herramientas o instrumentos que obliguen a que las empresas sean aún más sustentables y que efectivamente mejoren sus procesos”, concluyó la seremi Tania Bertoglio sobre el papel de Codelco Andina.

Respecto al mismo tema, el día de hoy la seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, Tania Bertoglio, hizo un llamado a estar alerta por el derrame. “A esto no hay que bajarle el perfil, no porque las aguas estén más cristalinas y sea potabilizable, significa que nosotros hacemos vista gorda y esto se terminó, por el contrario, a través de la Superintendencia vamos a estar monitoreando constantemente la calidad del agua, pero también los sedimentos, porque ahí habitan ecosistemas”, aseguró.

Las declaraciones se dieron esta mañana en conversación con el El Diario de Cooperativa, donde detalló los procedimientos que se están realizando tras el derrame de concentrado de cobre, entre los que se encuentra una toma de muestras para analizar los componentes químicos del sector tras el incidente.

“Ya monitorearon la calidad del agua, eso está normado, por lo tanto, podían decir que efectivamente podía pasar a riego o a la planta de tratamiento de Esval, pero lo que nosotros tenemos ahora que demostrar es que efectivamente se haya contaminado o no el resto de la cuenca”, dijo la secretaria ministerial.

“Lamentablemente (esto) demuestra que tenemos que tener muchas más herramientas o instrumentos que obliguen a que las empresas sean aún más sustentables y que efectivamente mejoren sus procesos”, concluyó sobre el papel de Codelco Andina.